Excomandante de las Farc asesinado era el mensajero de la paz

El partido surgido tras la firma del Acuerdo de Paz sostiene que el asesinato de 'Wilson Saavedra' marca un antes y un después en este proceso de reincorporación, y detalla que el excomandante asesinado cumplió un importante papel en los acercamientos que permitieron los diálogos de La Habana.

La máxima dirigencia del partido Farc, rechazó el asesinato del primer excomandante insurgente.Prensa Farc

El asesinato de Jorge Enrique Corredor González, conocido durante la guerra como Wilson Saavedra, tiene en máxima alerta al partido político de la FARC, surgido tras el Acuerdo de Paz que significó la dejación de armas y la desmovilización de más de 12 mil excombatientes. Saavedra hizo parte de la columna móvil Jacobo Arenas, que operó en el norte del Cauca; y fue comandante del frente 21 y del frente Víctor Saavedra; pero además fue un hombre de confianza del actual senador Pablo Catatumbo, al punto que jugó un importante papel en el intercambio de mensajes entre el excomandante guerrillero y Henry Acosta, el empresario vallecaucano que fungió como facilitador del proceso de diálogos entre el Gobierno y las Farc.

 “Wilson, un campesino sencillo, con una gran sensibilidad, entregó lo mejor de su vida a la causa por un mejor vivir para la mayoría de los colombianos. Desde muy joven se vinculó a la lucha insurgente, llegando a ser jefe del frente Víctor Saavedra y finalmente, responsable de organización del Bloque Alfonso Cano”, expresó la máxima dirigencia de la exguerrilla a través de un comunicado público. Además, sus compañeros de lucha destacaron que compromiso con el proceso de paz, pues fue el comandante que dirigió el espacio territorial de Marquetalia.

(Conozca más sobre el excomnandante asesinado aquí)

“A este hecho se suman los más de 139 asesinatos de exguerrilleros que firmaron el Acuerdo de Paz y hechos tan aberrantes como el crimen del bebe Samuel David Gonzales, en la Guajira y el homicidio por parte de la fuerza pública de Dimar Torres, en la zona del Catatumbo. Sin lugar a dudas, hay sectores que quieren llevar el Acuerdo de Paz a una encrucijada, que pueda desembocar en un nuevo ciclo de violencia, de consecuencias incalculables para toda la nación”, agrega el documento.

La dirigencia del nuevo partido político afirma que contra ellos existe una combinación “perversa” que incluye el asesinato sistemático de excombatientes con “una campaña de desprestigio y estigmatización liderada por el Centro Democrático. También destaca que el actual Gobierno tiene la idea de “impulsar proyectos y medidas, de apariencia legal, para desnaturalizar lo acordado”.

(Así fue el aberrante crímen contra Dimar, excombatiente de las Farc, asesinado por el Ejército) 

“Señor presidente Duque, desde el inicio de su gobierno solicitamos una reunión con usted, para saber a qué atenernos frente a su compromiso con el cumplimiento del Acuerdo Final de Paz, sin que hasta el momento hayamos tenido respuesta positiva. ¿A qué número de muertos debemos esperar, antes de que usted, como jefe de Estado y cabeza de gobierno se decida a recibirnos?”, preguntan los excomandantes guerrilleros, no sin antes señalar que persistirán en la búsqueda de la reconciliación nacional y la convivencia pacífica.

“En este momento de dolor, reiteramos nuestra disposición de sentarnos a dialogar con todos los sectores del país, en procura de un gran acuerdo nacional que nos permita hacer el tránsito de la Colombia desgarrada por más de medio siglo de violencias, a una sociedad con una paz completa que incluya todos los factores que hoy perturban la tranquilidad de los colombianos. Estamos convencidos que ese noble propósito, aún hoy es posible; en todo caso, dicho acuerdo tendrá que ser sobre la base del cumplir cabalmente lo ya pactado”, añadieron los dirigentes farianos.

Y concluye el comunicado de la FARC: “Simultáneamente, vamos a recurrir a la comunidad internacional, que tan generosamente nos ha acompañado, en procura de la paz para Colombia, para que nos escuchen y nos sigan acompañando; a los países garantes, a los notables, al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Penal Internacional, en nuestra condición de parte tratante de un acuerdo de paz”.

Respecto al asesinato de Saavedra, el senador Catatumbo señaló que en lo personal es un momento muy doloroso, que el excomandante fue asesinado en momentos en que comparaba una torta de cumpleaños para uno de sus cinco hijos. “No puede más dramático para nosotros que un compañero sea asesinado portando un símbolo de paz, como lo es un regalo para uno de sus hijos. No puede ser más dañino que asesinen a uno de los miembros de esta organización que más le ha apostado a la paz. Él fue un hombre de mi entera confianza, quien sirvió de mensajero con Henry Acosta. También participó con entusiasmo de los diálogos de La Habana y con compromiso inquebrantable en el proceso de reincorporación. Su asesinato me duele en el alma y me confirma que tenemos que seguir empeñados en la paz, así nos cueste la vida”   

Por los lados del Gobierno Duque, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez; el Comisionado de Paz, Miguel Ceballos, y el Emilio Archila, consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, firmaron un comunicado en el que insisten en su compromiso con la seguridad de quienes dejaron las armas.  “El Gobierno Nacional condena cualquier ataque contra quienes están comprometidos con la paz. El Gobierno Nacional trabajará conjuntamente con la Unidad Especial de la Fiscalía para dar con los responsables del crimen contra William Saavedra. Los mecanismos para garantizar la seguridad de los excombatientes seguirán siendo fortalecidos, en el marco del cumplimiento de los compromisos derivados de la  implementación de los acuerdos”, refieren los altos funcionarios de Gobierno.