Por: Columnista invitado

Expedición por la Biodiversidad de Colombia 5.0

Por Marta Lucía Ramírez*

El excepcional trabajo realizado por los expertos de la Misión Internacional de Sabios, que derivó en el informe central con propuestas puntuales que han de implementarse bajo el liderazgo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, y, que se constituye en la hoja de ruta para consolidar una sociedad y una economía basada en el conocimiento, nos conduce a apostarle a la capitalización de las oportunidades derivadas de la enorme riqueza en nuestra biodiversidad.

(Le puede interesar: “La conversación nacional no es una medición de fuerzas”: Iván Duque)

Colombia evidencia esa riqueza en la diversidad de especies. De forma notoria se calculan más de 56 mil especies que contemplan únicamente mamíferos, aves, plantas con flores, reptiles, helechos y otras plantas. La diversidad está presente en contextos rurales y también en urbanos. Somos la cuarta nación en biodiversidad en el mundo; por taxonomía la segunda en plantas, primera en anfibios y aves, tercera en reptiles y quinta en mamíferos. Resulta imperativo procurar una nueva expedición botánica que implemente los medios tecnológicos disponibles en el mundo moderno, para obtener un inventario robusto y exacto de las propiedades y potencialidades de la inmensa biodiversidad colombiana.

(Lea también: Electos y tras las rejas, ¿gobernabilidad en riesgo?)

José Celestino Mutis, cuando llegó a Colombia en 1761 como médico del Virrey del Nuevo Reino de Granada, clérigo, Antonio Caballero y Góngora, se maravilló con la riqueza natural que observó en su recorrido por el río grande de la Magdalena. En la expedición liderada por Mutis y que costó alrededor de 2 mil doblones de oro en 1783, los expedicionarios lograron clasificar cerca de 20 mil especies vegetales; pero más allá del resultado en cifras, la labor dio como fruto una colección de más de 6000 dibujos y 3000 láminas a color, donde se muestra cada especie en diferentes estadios de su desarrollo.

Hoy Colombia reconoce 311 tipos de ecosistemas costeros y continentales, 59 áreas protegidas designadas a nivel nacional y se ubica en el selecto grupo de países con mega- biodiversidad, con Sudáfrica, China, Bolivia, Brasil, Ecuador, India, Costa Rica, Indonesia, Kenia, México, Perú, y Venezuela. Según el Sistema de Información sobre Biodiversidad de Colombia, para el año 2019, 62.829 especies estaban registradas en el país y más de 9.000 se consideran especies endémicas. En flora, el país posee entre 40.000 y 45.000 especies de plantas, que equivale al 10 o 20% del total de especies a nivel mundial, muy alto para un país de tamaño intermedio.

(Le puede interesar: Hassan Nassar, un uribista "purasangre", nuevo consejero de Duque en comunicaciones)

Nuestra Nación, posee también gran variabilidad de condiciones ambientales, donde se observan desde zonas desérticas hasta páramos, con variedad de especies en flora y fauna que resultan atrayentes a cualquier tipo de industria basada en la bio-economia fundamentada en la economía circular. Estudios de autoridades ambientales en el país, señalan presencia de 98 tipos de ecosistemas naturales y 24 transformados y más de 8 mil específicos.

En este contexto, vale visionar la importancia de realizar una nueva expedición por la biodiversidad, para entregarle al país un inventario sin precedentes de su biodiversidad y que derive en una oferta de productos y servicios pensados sobre principios de sostenibilidad ambiental para penetrar nuevos mercados que dinamicen una economía basada en el conocimiento y en la explotación de nuevos materiales. ¡Trascendental sería esto para el país en esta hora!

(Las pretensiones de Duque con su nueva estrategia de comunicaciones)

Si bien, la Expedición Botánica fue resultado de un claro e histórico proceso de expansión del proyecto europeo en América a través de la posesión de la flora colombiana, es momento de replicarlo con una intencionalidad diferente y acorde con los recursos disponibles de las tecnologías convergentes del presente, debemos hacerlo bien y buscar modelos que permitan a todos los ciudadanos transformar nuestras riquezas en bienestar general para esta y las futuras generaciones de colombianos.

* Vicepresidenta de la República.

898972

2020-01-08T18:11:55-05:00

column

2020-01-08T18:14:24-05:00

sarboleda_1274

none

Expedición por la Biodiversidad de Colombia 5.0

48

5138

5186

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado

Cajas de Compensación y Políticas Públicas

No, no y no… de Israel

Estupidez Diplomática

De la ciencia y otras formas de saber