Exprocurador Alejandro Ordóñez se montó oficialmente en la tarima del No

En Cartagena, el exprocurador compartió escenario con el senador Álvaro Uribe en una manifestación a favor del No en el plebiscito.

El exprocurador Ordóñez junto a Álvaro Uribe en la manifestación de este lunes en Cartagena.Cortesía

Aunque no había duda de la postura del exprocurador Alejandro Ordóñez frente a los acuerdos de paz entre el Gobierno y las Farc, dadas sus críticas públicas al proceso, incluso desde su cargo en la Procuraduría, hoy se lanzó de lleno al ruedo por la oposición a lo pactado. (Vea el especial Rumbo a la Paz)

Compartiendo escenario con el senador Álvaro Uribe Vélez, en una manifestación que tuvo lugar en el monumento a los Zapatos Viejos, en Cartagena, Ordóñez se sumó a la campaña del No, en el contexto de la firma del acuerdo final que se realizará a las cinco de la tarde de este lunes en la heroica. (Fotos: Decenas de personas que apoyan el “No” intentan llegar al Centro de Cartagena)

Sin embargo, el movimiento del exprocurador se veía venir, además, por la cercanía de Ordóñez con los militantes del Centro Democrático, partido que lidera la oposición en contra del histórico acuerdo que le pone fin a más de medio siglo de conflicto con las Farc.

Sus dardos al presidente Juan Manuel Santos fueron constantes durante el tiempo de negociación y arreciaron en los últimos meses con hechos jurídicos más contundentes. A finales de julio, interpuso una demanda de nulidad ante el Consejo de Estado contra el acuerdo que estipula los lineamientos para blindar la totalidad del acuerdo de paz. (Lea: Procurador demandó acuerdo político que blindó jurídicamente proceso de paz)

Ese documento consensuado en La Habana, tiene el objetivo de proveer la seguridad jurídica al acuerdo final para su introducción al ordenamiento jurídico del país y su implementación sea posible. Para Ordóñez, como el documento completo no había sido refrendado por los colombianos, “la aprobación de este acuerdo político sería contraría a la Constitución”.

Luego llegó el cuestionario de 60 preguntas, en doce páginas, que el otrora procurador le envió al presidente Santos para que fuesen contestadas por el ejecutivo, argumentando que los ciudadanos debían contar con todos los elementos para tomar una decisión informada entre el Sí y el No en el plebiscito. (Lea: "¿Las Farc aceptan expresamente que se desmovilizarán?": Procurador a Santos)

La petición de Ordóñez pasó casi que de agache y fue contestada, no por Santos, sino por la Secretaría Privada de Palacio. Enrique Riveira Bornacelli, secretario privado de la Presidencia, le señaló en una comunicación a Ordóñez que “por considerarlo improcedente a la luz de la normativa constitucional vigente, he recibido instrucciones para devolver sin trámite su oficio del pasado primero de agosto del 2016, mediante el cual plantea interrogantes sobre el proceso de paz que se adelanta con la guerrilla de las Farc-EP”.

Agregó que la petición de quien estaba en la cabeza de la Procuraduría tenía una motivación más política que relacionada con las funciones del Ministerio Público.

Ordóñez ha manifestado en varias ocasiones, tras conocerse el fallo del Consejo de Estado que anuló su reelección, que su deseo era dejar la Procuraduría para decir abiertamente que votaría No en el plebiscito, sin embargo, su salida no había sido necesaria para ello.

En su más reciente entrevista a la Revista Semana, ya como exporcurador, Ordóñez siguió con la crítica a los acuerdos, señalando que era una “feria de impunidades” y que se trataba de un acuerdo “entre dos élites que quieren utilizar al pueblo para legitimarse”. El discurso que ha mantenido desde siempre.