Falleció el periodista Fabio Fandiño

Fue editor político de este diario, profesor universitario y periodista de varios medios de comunicación del país.

El periodista Fabio Fandiño. / Archivo - El Espectador

A sus 56 años, víctima de un infarto, falleció esta mañana en Bogotá el periodista Fabio Fandiño. Por estos días, después de dejar el Canal Capital, donde trabajó los últimos años, Fandiño se había vinculado como catedrático invitado en la Universidad de Pamplona (Norte de Santander), donde semanalmente viajaba. Este viernes 18, tras su regreso a Bogotá, se sintió mal y acudió a una clínica del norte de la ciudad, donde desafortunadamente falleció.

Natural de Pacho (Cundinamarca), Fabio Fandiño fue el cuarto hijo de una familia de ocho hermanos, cuyos padres se dedicaron a la educación. Cuando concluyó su bachillerato, viajó a Bogotá y se hizo periodista. Su debut fue en la agencia de noticias Colprensa, donde tuvo un largo desempeño hasta ser editor de la sección. En 1995, pasó al periódico El Espectador, donde igualmente se desempeñó como editor político.

Fueron los días del proceso 8.000 que llevó a juicio en el Congreso al entonces presidente Ernesto Samper, y desde las páginas de El Espectador, Fabio Fandiño lideró los informes que se presentaron sobre las incidencias del caso en la Comisión de Acusación de la Cámara, con los coletazos en el mundo judicial. Ya en tiempos de Andrés Pastrana, el periodista Fandiño decidió incursionar en la televisión, por un tiempo en el Canal Caracol.

Como otra de sus pasiones fue el estudio de la historia colombiana, decidió estudiarla formalmente en la Universidad Tecnológica de Boyacá, y desde entonces empezó a combinar la historia con el periodismo, en especial en el universo de la cátedra. Dictó clases en la Universidad Central, en la Jorge Tadeo Lozano, en el Externado, y en los últimos tiempos en Cúcuta. Precisamente, a esa ciudad llegó para ejercer como editor en el diario La Opinión.

Con su estilo crítico, pero al mismo tiempo con su trato sereno y cordial, Fabio Fandiño no dejó nunca de dictar clase, armar tertulia o hacer periodismo. Deja una hija de 14 años, a su esposa Mónica Roa, también periodista, y a muchos amigos a quienes les hará falta su comentario atinado sobre el acontecer nacional o sus apuntes históricos para contextualizarlo todo en el marco del país que sigue repitiendo sus problemas. Paz en su tumba.

últimas noticias