Farc denuncian avance paramilitar en Nariño

Desde la zona veredal de Policarpa se alertó sobre el cerco militar que un grupo armado viene adelantando contra quienes están en el proceso de dejación de armas y reincorporación a la vida civil.

Aunque los grupos paramilitares se desmovilizaron en el 2005, las dificultades en su proceso de reincersión han producido la proliferación de grupos llamados por el Estado como Bandas criminales. Archivo

Día a día viene creciendo la preocupación de las Farc por la amenaza del paramilitarismo en las regiones. De las denuncias de panfletos amenazantes, han pasado al señalamiento de responsabilidad en el asesinatos de miembros de la guerrilla y familiares de estos, y ahora, alertan al Gobierno y a la comunidad internacional por el avance de un grupo armado sobre la zona veredal de Policarpa, en Nariño.

En un comunicado emitido desde esta zona veredal, bautizada por las Farc como Aldemar Galán, se denuncia que: “El día 28 de abril en las primera horas de la noche un grupo paramilitar hizo presencia en la cabecera del corregimiento El Rincón, jurisdicción  del municipio de El Rosarios (Nariño). Simultáneamente llegan y se posicionan en el filo que se encuentra en la ruta que conduce de El Rincón a la vereda Bella Esperanza, del Municipio de Policarpa, límite de la demarcación de esta ZVTN”.

Según la dirigencia de las Farc en esta zona, el grupo paramilitar se denomina RAUC y llegaron disparando sus fusiles y amenazando a los pobladores con asesinarlos por ser colaboradores de la guerrilla. “Están completamente uniformados con prendas de uso exclusivo de las fuerzas militares de Colombia y portan fusiles Galil nuevos y relucientes”, puntualiza la denuncia.

Y concluye de la denuncia de las Farc: “Esto sucede en los mismos límites de esta ZVTN. La aparición y permanencia descarada por tanto tiempo a la vista de todo el mundo de este grupo en nuestras proximidades, sin que reciba persecución inmediata de la fuerza pública, siembra dudas que es bueno despejar a tiempo. Esa inactividad contra dicho grupo paramilitar raya en la complicidad, situación que preocupa pues se espera del mismo Estado el mayor aporte para la construcción sólida de la paz”. Finalmente, la insurgencia le pide al Gobierno demostrar su voluntad de paz enfrentando a estos grupos paramilitares.