Farc denuncian mico en decreto de tierras

La guerrilla afirma que en el borrador del decreto de tierras que se consulta con minorías étnicas, el Gobierno ha introducido un aparte que no fue consensuada en la Comisión de Seguimiento y que busca beneficiar a grandes propietarios entregándole el derecho sobre el suelo.

Farc denuncia mico en decreto de tierras.Archivo

La polémica no para por los borradores del Gobierno en la normatividad de tierras. Esta vez la denuncia vino por parte de los voceros de las Farc en la Comisión de Seguimiento e Impulso a la Implementación (CESVI), quienes en un comunicado sostuvieron que el Gobierno trata de meter un mico en el decreto de tierras que se consulta con minoría étnicas y campesinos.

“Conocimos que el proyecto radicado no sólo no corresponde a la versión elaborada conjuntamente por la CSIVI, sino que introdujo cambios abiertamente contrarios a las disposiciones acordadas. Leal al Acuerdo Final de Paz, la versión acordada reconocía como beneficiarios del acceso a tierras a campesinas y campesinos. La versión amañadamente radicada, amplia los beneficios a grandes propietarios a través del otorgamiento de derechos de uso” advierten en el comunicado.

Además, sostienen las Farc, que la propuesta limita la participación comunitaria que se había previsto. "Con este acto tramposo el Gobierno Nacional no sólo traiciona el Acuerdo Final de Paz, sino a los campesinos y campesinas que albergan la esperanza de que la Reforma Rural Integral haga posible la desconcentración y democratización de la tierra, que este decreto viabilizaba a través de la creación del Fondo de Tierras, los procedimientos para adjudicación y formalización y la participación comunitaria”, añaden.

Al final, la guerrilla concluye que “está en riesgo la oportunidad histórica de lograr el cierre del ciclo de violencia cuyo origen ha estado en el problema irresuelto de la tenencia de la tierra”. Valga aclarar que hace una semana El Espectador reveló un borrador de la ley de tierras que incluye un artículo que le concedería una clara amnistía a quienes ha acumulado ilegalmente los terrenos baldíos, de son de propiedad de la nación y tienen como finalidad ser entregados a campesinos sin tierras.