Farc dicen que no se desmovilizarán hasta refrendación de los acuerdos de paz

La advertencia la hizo el jefe negociador de las Farc, Iván Márquez, al término de los anuncios sobre los protocolos para el desarme de esa guerrilla.

El proceso de paz con las Farc transita hace rato por un camino que parece de no retorno. Sin embargo, los aspectos que faltan por conciliar son claves, para que la iniciativa pueda por fin concretarse y poner fin a seis décadas de conflicto armado entre el Estado y esa guerrilla. Uno de ellos quedó en evidencia este viernes, con las declaraciones de alias ‘Iván Márquez’, jefe del equipo negociador de las Farc en La Habana, quien afirmó que el traslado el desplazamiento de la guerrilla hacia las zonas en que se desmovilizará solo se hará cuando los acuerdos de paz hayan sido refrendados. (Lea: “Cada día la meta del acuerdo final se acerca más y más”: Iván Márquez)

“En lo que respecta al desplazamiento de la insurgencia hacia las zonas y puntos veredales transitorios de normalización, y la dejación de armas, están supeditados a la puesta en vigor de las normas que garanticen la seguridad jurídica, social y política de la insurgencia. Deberá en consecuencia estar refrendado y en efectivo desarrollo el  acuerdo final”, dijo el jefe negociador de la guerrilla. 

La declaración, hecha durante el anuncio de los protocolos que regirán la desmovilización y desarme del grupo guerrillero, desató distintas interpretaciones, pues en un momento tan decisivo queda en evidencia que las partes aún no se han puesto de acuerdo sobre el tema. Según la versión del Gobierno, desde el día en que se firme el Acuerdo Final comienza el conteo para que los miembros de las Farc inicien el proceso de dejación de armas.

Las Farc han dicho varias veces que les preocupa la seguridad jurídica que puedan tener los acuerdos. Es decir, que quieren que se les garantice que lo pactado en la mesa de diálogos de La Habana, Cuba, no pueda ser cambiado más adelante. Por eso les interesa que la refrendación se haga cuanto antes y hasta han dicho, como lo hizo ‘Iván Márquez’ este viernes, que primero debe haber refrendación, y luego sí se hará la desmovilización.

El problema es que la idea de convocar a los colombianos a las urnas para el proceso de refrendación (que se hará mediante un plebiscito) sin que se conozcan los textos completos del acuerdo definitivo suscita polémica, especialmente en los sectores de la oposición, encabezados por el Centro Democrático. Para ellos, acudir a las votaciones sin conocer el acuerdo equivale a decidir a ciegas. O a girar un cheque en blanco al Gobierno y la guerrilla.

Pero así como a unos les suena coherente la idea del Centro Democrático, a otros no les cabe duda de que las Farc aciertan al pedir que primero se les garantice esa seguridad jurídica, pues dejar las armas sin que esto ocurra también sería demasiado cándido.

Otra carta que podrá jugarse el Gobierno sería la de buscar que la convocatoria del referendo se acelere para lo cual incluso le han sugerido que acuda al Congreso a buscar el trámite de la ley que decrete que el llamado a las urnas podrá hacerse antes de que se anuncie el acuerdo desde Cuba. Pero sobre este tema tampoco hay aún una decisión.

Los tiempos se acortan y la firma del Acuerdo Final, calculada para la última semana de agosto, dará la verdadera medida en torno a este decisivo pulso. En últimas, lo que queda claro es que estos temas de procedimiento son tan importantes como los de los contenidos gruesos de la negociación, la mayoría de los cuales ya están definidos.