Las Farc proponen legalizar hoja de coca

Legalización. No erradicación de la planta de coca, que no es lo mismo que la cocaína.

Una visión del problema desde el punto de vista social, que no puede tratarse por la vía militar. Corresponsabilidad internacional por el consumo. Y la mirada al problema desde el punto de vista histórico o “desde el principio”, es decir, planteando preguntas como: ¿cuándo se inició el negocio? ¿Cuándo la siembra? ¿Cómo fue la historia de la bonanza marimbera en Colombia? ¿Quiénes se enriquecieron? ¿En dónde están? ¿Cuándo se inició la siembra de la coca y la amapola? Entre otras.

Estos son, a grandes rasgos, los primeros planteamientos hechos por las Farc ayer, frente a la discusión de posibles soluciones para el problema de los cultivos ilícitos, al inicio de la decimoséptima ronda de diálogo de paz con el Gobierno en La Habana (Cuba). Para esa guerrilla, el narcotráfico no es un “problema exclusivo” de Colombia, sino un flagelo internacional cuya solución “debe comprometer al conjunto de las naciones”, según una declaración leída por Iván Márquez, jefe de su delegación negociadora en la isla.

Sin mencionar o asumir responsabilidad alguna de las Farc en el narcotráfico, el jefe guerrillero lamentó que ese problema haya “permeado todo el tejido social colombiano, incluyendo al Estado”, aunque insistió en que el fenómeno “no es exclusivo de nuestro país. Hoy en día se reconoce que los dineros del narcotráfico y de otras actividades ilegales han contaminado todo los circuitos financieros de la economía mundial”.

Las Farc subrayaron también la diferencia existente entre la hoja de coca, que se consume en el mundo andino para mitigar el hambre o cansancio, y la cocaína, considerando ilógico que para acabar con el problema del narcotráfico “se deba erradicar una planta que puede brindar beneficios a la humanidad”. En este sentido, reclamaron que las medidas punitivas contra el negocio del tráfico de drogas no recaigan en los eslabones más débiles de la cadena, como consumidores o campesinos, porque los principales beneficiados de ese negocio ilegal “son los emporios financieros del mundo”.

Asimismo, tras declarar que el tema del narcotráfico ha servido “de excusa para el intervencionismo de potencias extranjeras en el conflicto interno colombiano”, exhortaron al gobierno de Estados Unidos a impulsar la legalización del consumo de narcóticos: “Así se suprimen de raíz las altas rentas producidas por la ilegalidad de este comercio, así se controla el consumo, se atiende clínicamente a los fármaco-dependientes y se liquida definitivamente este cáncer. A grandes enfermedades, grandes remedios”, enfatizó Iván Márquez.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Partido de la U salvó la reforma política

El amargo cierre legislativo de Iván Duque