¿Fin de la cédula amarilla con hologramas? Proponen un documento con chip

Noticias destacadas de Política

Si bien la Registraduría ya está trabajando en una iniciativa similar, en el Congreso fue radicado un proyecto de ley para renovar el documento de identidad, estableciendo que deberá ser renovado cada 25 años o cuando haya cambios drásticos en la fisionomía del ciudadano. Así es el proyecto.

Hace más de dos décadas, en el año 2000, comenzó a emitirse en Colombia la popular cédula amarilla con hologramas, que hasta hoy permite la identificación de los ciudadanos. En ese entonces, se optó por ese modelo dado que permitía una verificación automática de la identidad al comparar huellas dactilares. Sin embargo –en época de pandemia y cuando la Registraduría ya trabaja en un documento similar–, en el Congreso fue presentado un proyecto de ley para implementar un documento electrónico.

En contexto: Nueva cédula digital: análisis más allá de la estética

La iniciativa, de autoría del representante Franklin Lozano (Opción Ciudadana), le apuesta a “estar a la vanguardia de la tecnología” en materia de identificación e implementar una cédula de ciudadanía electrónica que contará con un chip, en el que se almacenará la información del ciudadano.

“Los documentos de identificación electrónicos tienen el tamaño de una tarjeta de crédito y disponen de un chip que permite a las personas naturales firmar digitalmente documentos electrónicos con la misma validez legal que una firma manuscrita”, señala la iniciativa.

El proyecto propone que el documento sea renovado cuando la persona presente cambios en su fisionomía o máximo cada 25 años. “El objetivo es lograr, gracias a los adelantos tecnológicos, la plena identificación de todos los ciudadanos. Para eso se delimita la vigencia de la cedula de ciudadanía a 25 años o antes, si existe un cambio en las condiciones de fisionomía del ciudadano”, dice el texto de ley.

De acuerdo con el parlamentario, la renovación cada 25 años o antes obedece a los cambios producidos por cirugías estéticas, el paso de los años o incluso diversas enfermedades, que “pueden producir cambios drásticos en la fisionomía de las personas, dificultando la identificación fotográfica de las mismas”. En la iniciativa, se argumenta que hay casos de delincuentes que, con el propósito de evadir a las autoridades, han optado por someterse a diferentes procedimientos médicos.

“Juan Carlos Ramirez Abadía, alias Chupeta, se sometió a seis cirugías con las que modifico sus pómulos, nariz, orejas, ojos y mandíbulas, para no ser detectado por la Policía. En la lista de los delincuentes que han decidido modificar su fisionomía encontramos al Chapo Guzmán y a Daniel el loco Barrera, entre otros”, explica Lozano.

A ello se suma, agrega el proyecto, el paso natural del tiempo, que hace que en ciertos casos la fotografía que aparece en la cédula de ciudadanía sea diferente a la persona que la exhibe. “En teoría un ciudadano colombiano debe renovar su documento a los 43 años, a los 68 y a los 93, épocas de la vida en las que sin discusión alguna se ha presentado cambios en la fisionomía”.

Por otro lado, el proyecto establece que para hasta el 1 de enero de 2025 seguiría teniendo validez la actual cédula de ciudadanía, “respetando las condiciones de economía, seguridad, confiabilidad y dando el mejor uso a los recursos tecnológicos”.

Según el representante, al implementar una cédula electrónica se robustecería el nivel de seguridad del documento, dificultando su falsificación; disminuirían los casos de suplantación y fraude; serviría para que las personas naturales firmen digitalmente documentos, evitando que se desplacen físicamente, e incluso, permitiría ejercer el voto electrónico remoto en los países en donde este mecanismo electoral sea empleado.

También le puede interesar: Cédula digital podría estar disponible desde este año, según Registraduría

En enero pasado, la Registraduría reveló un modelo de la que sería la nueva cédula digital, que promete ser un documento que estará a la par de la era tecnológica. El diseño dista de la actual cédula. En primer lugar, porque en la sección frontal se leen todos los datos personales del portador, es decir, número, apellidos, nombres, fecha y lugar de nacimiento, firma y foto.

En el documento actual, la parte anterior solo se encuentran los datos de número, apellidos, nombres, firma y foto. Mientras que la posterior aparece la fecha y lugar de nacimiento, así como huella, estatura, grupo sanguíneo y RH, sexo y fecha y lugar de expedición.

De los últimos ítems, la nueva cédula digital solo conservará la fecha y lugar de expedición que se verán en la sección trasera junto a tres códigos QR. De acuerdo con la entidad, la cédula digital funcionará con la misma tecnología que el pasaporte y contará con un chip que recogerá información personal del portante que quiera aportar, esto puede ser la historia clínica o datos biográficos.

Comparte en redes: