Financiación de campaña Duque: ¿Qué dice empresa venezolana que donó al Centro Democrático?

Noticias destacadas de Política

La compañía CNE Oil & Gas S.A.S, filial de Canacol Energy (de la que el empresario venezolano Oswaldo Cisneros es accionista), reivindicó ser 100 % colombiana y dijo que sus transacciones están regladas en escrituras públicas. Estas son sus explicaciones.

Luego de que el portal La Silla Vacía reveló que una compañía de la que es socio el empresario venezolano Oswaldo Cisneros aportó dineros al Centro Democrático en medio de la campaña presidencial que llevó a Iván Duque al Palacio de Nariño en 2018 –abriendo la puerta a una supuesta financiación extranjera, un hecho prohibido por la ley–, este viernes se conoció un comunicado de la empresa en el que reivindica que además de ser 100 % colombiana, explica que la donación no tuvo intereses particulares.

En contexto: Empresa en la que venezolano Cisneros es accionista aportó al Centro Democrático

Se trata de la compañía CNE Oil & Gas S.A.S., que es filial de la canadiense de gas natural Canacol Energy Ltd, en la que el empresario venezolano tiene una participación accionaria del 18 % y en la que figura como miembro de la junta directiva. CNE Oil & Gas S.A. es la empresa que aparece en los registros del Consejo Nacional Electoral (CNE), haciendo un aporte de $700 millones.

En su comunicado, CNE Oil & Gas se declara “fiel creyente” en el sistema y los procesos democráticos que se desarrollan en el país. De allí que, argumenta, realiza aportes a partidos políticos en el marco de las campañas electorales. En esa línea, admite que en 2018 –amparada por la ley colombiana–, realizó donaciones no solo al Centro Democrático, sino a Cambio Radical, Partido Liberal y Opción Ciudadana. “Estas transacciones están regladas en escrituras públicas”, explican.

“Es importante aclarar que dichas donaciones se hacen a partidos políticos y no a campañas políticas, y las mismas fueron aprobadas por la asamblea general y el equipo de administración de la compañía. Son operaciones enmarcadas su discreción, y no responden a intereses particulares de alguno de los miembros de dicha asamblea o de la compañía”, explica CNE Oil & Gas.

En la misiva, firmada por Andrés Valenzuela Pachón, que figura como representante legal de la empresa, se precisa que los fondos utilizados por la compañía para las donaciones “provienen estrictamente de los recursos generados por sus operaciones dentro de Colombia”.

La controversia se desató la semana pasada por cuenta de un audio entre la directora del Centro Democrático, Nubia Stella Martínez, y la exasesora del senador Álvaro Uribe, María Claudia Cayita Daza, en el que hablan del supuesto aporte de 300.000 dólares a la campaña de Iván Duque a manos de Oswaldo Cisneros. Si bien Martínez negó la entrada de ese dinero –teniendo en cuenta que la ley prohíbe que un candidato reciba financiación extranjera–, La Silla Vacía reveló que una compañía de la que es socio el empresario sí aportó dineros, pero directamente al partido uribista.

La polémica se desató la semana pasada, cuando el diario El Tiempo informó que la directora del partido estuvo rindiendo declaración en la Fiscalía por cuenta de una serie de interceptaciones legales por la investigación por falsos testigos que implica al expresidente Uribe. En medio de esas indagaciones, se conoció una conversación entre Martínez y Cayita Daza alrededor de la ñeñepolítica, nombre con el que los medios han denominado a las denuncias por supuesta compra de votos a favor del hoy presidente Iván Duque.

En Contexto: Directora del Centro Democrático y gerente de la campaña de Duque declararon por Ñeñepolítica

En esa charla, Daza preguntó “¿Qué pasó con lo del venezolano?” –en referencia al empresario Oswaldo Cisneros, presidente de la empresa de telecomunicaciones Digitel– a lo cual la directora del partido respondió: “Sí. ¿Sabes cuánto nos dio? 300.000 dólares”. Sin embargo, la propia Martínez aseguró que en ese momento sufrió un “lapsus” y agregó: “No era ‘dio’, sino ‘ofreció dar’. Dije esa suma porque fue la que el empresario usó. Pero una cosa es lo que la gente ofrece en las campañas y otra lo que efectivamente terminan dando”.

La directora agregó que no fue Cisneros, sino sus socios quienes aportaron a la campaña de Duque $320 millones. Se trata de la familia conservadora Ricaurte Silva que, explica La Silla Vacía, son socios de Cisneros en su banca de inversión Silk. No obstante, tras una revisión hecha por el portal a las cuentas del Centro Democrático en el Consejo Nacional Electoral (CNE), se evidencia que otra compañía de la que es accionista el empresario aportó $700 millones al partido en 2018.

Se trata de la compañía canadiense de gas natural Canacol Energy Ltd, en la que el empresario venezolano tiene una participación accionaria del 18 % y en la que figura como miembro de la junta directiva. Esta empresa, agrega La Silla Vacía, opera en Colombia mediante la filial CNE Oil & Gas S.A.S., que es una de las que aparece en los registros del CNE.

Puntualmente, la compañía hizo dos donaciones al Centro Democrático, primero por $400 millones, y luego por $300 millones, para un total de $700 millones de los $27.000 millones que aportaron al partido en 2018, un año electoral. “La financiación a través de los partidos es el canal que utilizan algunas campañas presidenciales para sacarle el cuerpo a los topes legales que tienen los candidatos, pues las colectividades no tienen tope. Además, la ley permite que personas jurídicas, que no pueden donar a estas campañas, lo hagan”, recuerda La Silla Vacía.

La semana pasada, tras conocerse el audio de la directora Nubia Stella Martínez, el Centro Democrático manifestó en un comunicado que esta aprovechó la declaración juramentada para precisar “asuntos relacionados con el manejo de recursos de nuestras campañas de ese año, cuyas cuentas, a la fecha, se encuentran debidamente certificadas”.

Comparte en redes: