'Financiación de EPS a congresistas no necesariamente es ilícita'

El ministro Alejandro Gaviria dijo que -aunque es complicado saber la proveniencia de los dineros- si no se tratan de recursos públicos no habría inconveniente.

Este miércoles la Revista Semana reveló los 14 nombres de los congresistas que han sido financiados políticamente por las Empresas Promotoras de Salud. (EPS) y otras entidades del sector salud.

Los parlamentarios son: Gabriel Zapata Correa, Efraín Cepeda, Jorge Eduardo Géchem, Rodrigo Villalba, Camilo Sánchez, Juan Carlos Restrepo, Maritza Martínez, Roy Barreras, Martín Morales, Félix Valera, Jorge Ballesteros, Héctor Julio Alfonso López (hijo de la empresaria del chance Enilce López), Myriam Paredes y Roberto Gerlein.

En entrevista con Blu Radio, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, indicó que siempre y cuando los recursos ‘entregados’ a los parlamentarios sean recursos privados y no públicos, las empresas del sector salud pueden financiar –sin problema- campañas políticas.

Aseguró además que los dineros de la EPS no pueden considerarse del todo públicos, pues compañías como Colsanitas y Coomeva tiene otros negocios y esas utilidades de las empresas son recursos privados. Aunque reveló que “el 80% de los servicios de salud se pagan con recursos públicos que pasan incluso de hospitales para cancelar el salario de la mayoría de los profesionales de la salud”.

Expresó además que esa información no es nueva, ya que cuando comenzó el debate de la Ley Estatutaria de Reforma a la Salud se conocieron los impedimentos y relaciones de los congresistas con empresas de la salud como IPS, hospitales y clínicas. Sin embargo, señaló que es conveniente que esa información sea pública y transparente.

Finalmente, se sintió satisfecho por la aprobación este miércoles de 26 de los 90 artículos de la reforma a la salud, “sin embargo faltan por debatir los temas más álgidos, como la integración vertical, la figura de las gestoras de salud y los nombramientos de gerentes de hospitales, entre otros”.