Francia y el después de la guerra

Educación y cooperación económica son los ejes de los acuerdos suscritos por Juan Manuel Santos en su visita a París. François Hollande prometió liberar recursos para el posconflicto.

El presidente Juan Manuel Santos y su homólogo François Hollande. / Presidencia

“Posconflicto” es la palabra que más se repitió en los grupos de trabajo que prepararon los acuerdos firmados por los presidentes de Francia, François Hollande, y Colombia, Juan Manuel Santos. Aunque el tema del proceso de paz había sido tratado en la anterior visita del mandatario colombiano el pasado noviembre, y la visita actual buscaba abordar “todos los otros aspectos” de las relaciones bilaterales, es en el marco de una resolución de la guerra en Colombia que se planean los acuerdos de cooperación para los años venideros.

Tan es así que, al concluir los actos protocolarios de la reunión bilateral, el presidente colombiano tuvo que referirse a las dudas planteadas por el expresidente Álvaro Uribe sobre la naturaleza de la “policía rural” que, en principio, se construiría con base en la estructura de la gendarmería francesa. "En las zonas donde por muchos años han soportado la guerra queremos una presencia especial y hemos pensado que el concepto de la gendarmería funciona como anillo al dedo, solo en esas zonas. No descarto que esa policía tenga presencia de guerrilleros desmovilizados. Eso hay que negociarlo entre las dos partes”, manifestó.

La visita oficial de Santos comenzó con una breve ceremonia de honores militares en el hotel de Los Inválidos. El mandatario colombiano visitó a la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, antes de reunirse con el primer ministro, Manuel Valls. Los últimos puntos en la agenda del lunes fueron una reunión formal con el presidente Hollande y una cena con más de doscientos invitados en el Palacio del Elíseo.

- El comité bilateral

Varios acuerdos de cooperación fueron firmado. El principal, la creación de un comité franco-colombiano, el mismo modelo de un organismo bilateral ya existente entre Francia y México, que tendrá el papel de consejo asesor en múltiples áreas y que estará conformado por ocho miembros de cada país.

A la cabeza del comité colombiano se encuentra el exgobernador de Antioquia Nicanor Restrepo, quien realiza estudios de doctorado en el Instituto de Altos Estudios de América Latina en París (Iheal). La delegación francesa incluye figuras del mundo empresarial como Antoine Ferrand, presidente de Veolia, y Patrick Kron, el hombre a la cabeza del grupo Astom. También hacen parte de él académicos como Eric Marincomme, director del INSA de Lyon, y personalidades del mundo de la cultura como Stéphane Martin, director del Museo del Quai Branly.

- Acuerdos, ¿en clave de paz?

El primer resultado concreto de los acuerdos de París es la Temporada Cultural 2017, que a lo largo del primer semestre de ese año llevará a Colombia diversos artistas franceses, para a partir del mes de julio repetir la experiencia con artistas colombianos en Francia. Otros, son acuerdos académicos que buscan aumentar el número de programas de doble titulación y reconocimiento de diplomas, más allá de los 150 que existen actualmente entre universidades francesas y colombianas.

Con 3.600 estudiantes, Colombia es el segundo país latinoamericano más representado en Francia, después de Brasil. En sus declaraciones tras la reunión con su homólogo francés, Santos afirmó que está interesado en mejorar la enseñanza del francés en Colombia y aumentar el número tanto de liceos franceses como de estudiantes becados en universidades francesas.

La creación de escuelas de agricultura que acogerán, aunque no exclusivamente, a los desmovilizados fue un tema tratado por los ministros de Agricultura y Educación. Entre los puntos acordados está también el envío de una comisión de expertos para completar los intercambios ya realizados en justicia transicional, con miras a la reparación de víctimas y el proceso de restitución de tierras.

Los 75.000 empleos directos que las empresas francesas generan en Colombia hacen de Francia el primer empleador extranjero y el segundo país europeo en inversión, después de España. Con 1.500 millones de euros anuales de intercambios comerciales y la presencia de 140 empresas en el territorio nacional, no es sorprendente el interés que manifiesta Francia en las condiciones favorables que tendría en el país luego de un cese de hostilidades.

En ese sentido, se firmó un acuerdo de cooperación fiscal que facilite y asegure condiciones de operación de las empresas francesas en Colombia. Además de obras de infraestructura, en particular en nuevas tecnologías, agua y alcantarillado, un área privilegiada en los acuerdos firmados es el turismo.

“Con unas condiciones de seguridad cada vez mejores, Colombia se está convirtiendo en un destino turístico privilegiado, y esa tendencia se confirmará con la firma del acuerdo de paz”, asegura una fuente cercana a Hollande.

El tema de una fecha concreta para la eliminación de la visa para los colombianos no fue abordado, pues se maneja a nivel europeo y Francia ya dio su visto bueno en ese sentido. Hollande dijo que dicha posición no cambiará a pesar de que nuevos controles de seguridad para el transporte aéreo estén en estudio, en respuesta a las acciones terroristas de las últimas semanas.

También corresponde a las instancias europeas la definición de los detalles del paquete de ayuda financiera para el posconflicto, que fue uno de los puntos fuertes de la gira que Santos efectuó durante noviembre. Hollande afirmó que, independientemente de la ayuda europea, su país desbloqueará fondos de la Agencia Francesa para el Desarrollo para ayudar en programas de educación rural, derechos humanos y sustitución de cultivos.

Todos estos escenarios se desarrollan en un posconflicto. ¿Qué ocurriría si las conversaciones de paz no terminan con un acuerdo? Uno de los consejeros internacionales de Hollande se lleva la mano a la cabeza. La pregunta lo toma por sorpresa. “Confiamos en el manejo que está dando el presidente Santos y en la buena voluntad de todas las partes implicadas. En el punto en el que estamos no imaginamos un futuro distinto a la paz”, le dijo a este diario.

La visita de Santos continuará hoy. El mandatario se reunirá con representantes de empresarios y depositará una ofrenda floral en homenaje a las víctimas de los recientes atentados, antes de trasladarse a la Asamblea Nacional.

 

[email protected]