Francisco Santos le dijo a Salud Hernández que sí cree en la política

El precandidato presidencial dijo que la política también tiene un lado bueno.

El precandidato presidencial Francisco Santos hizo publica una carta que le envió a la columnista Salud Hernández en la que le manifiesta que se niega a aceptar que la política es “sucia”.

“Me niego a aceptar que lo que la columnista Salud Hernández Mora me dijo sobre la política sea la única verdad sobre este oficio. Me decía "cuidado no te metas en ese jaleo que la política es sucia, es de traiciones y de puñaladas por la espalda. Tu no tienes ni el corazón ni la piel para aguantar esos sinsabores de la política", narró Santos en la misiva.

Y agrega: “Le tengo que decir a Salud con franqueza, si se puede hacer política de otra manera. Soy un ejemplo de ello”.

Según el precandidato presidencial, “Si, he visto más de una traición y más de una puñalada en la espalda. Si, he visto lo sucia que es la política de pactos debajo de la mesa donde el interés personal prima sobre el colectivo. Pero también he visto la otra cara de la moneda, la del político recto que prefiere morir en la batalla antes de entregar sus banderas. La del funcionario que no acepta negociar sus principios a cambio de nada. La del dirigente comunal que solo piensa en su comunidad”.

Según dice Santos en la carta, él hace parte del segundo tipo de políticos. “Soy un político que muere parado, que no se arrodilla. Fui un funcionario que no negoció sus principios. Y me parezco más al dirigente comunal que lucha sus batallas sin cuartel que al grandilocuente dirigente de discursos y carreta que habla bien pero de ahí no pasa. Que convence pero que luego de salir del escenario público se dedica a la politiquería que no conduce a nada”.

Así mismo, dijo que juega con las cartas “siempre encima de la mesa”.

“No sé, como si lo es y experto además el Presidente Santos, manejar un ajedrez político que permita llegar del lugar A al B. No entiendo que si tengo una alianza con este friego al otro o le llego al de más allá. Soy un político que trata de convencer con su carisma y sus ideas. Soy un político que siempre va con el corazón adelante. Soy un político de convicciones y no de intereses o de complacencias adaptadas a un modo a un tiempo y a un lugar”, agregó.

Además señaló que no quiere “alianzas con el diablo. No creo en el juego sucio. No creo tampoco en el acomodamiento o el apaciguamiento. No creo en el egoísmo político. Creo en la generosidad, en la transparencia y en el juego limpio”.