Francisco Santos vs 'Iván Márquez'

Duro cruce de declaraciones entre el exvicepresidente y el jefe de la delegación de paz de las Farc en La Habana.

Pasado el fervor de las polémicas vallas en las que Francisco Santos compara a ‘Iván Márquez’ con Pablo Escobar, el país conoció ayer a través de Internet otros carteles en los que el jefe de la delegación de las Farc en los diálogos de paz con el Gobierno de La Habana le responde 'con la misma moneda'.

En dichos carteles virtuales aparece una foto del exvicepresidente junto al extraditado excomandante de las autodefensas Salvatore Mancuso y la siguiente leyenda: “Adivinen quién pidió a los paramilitares crear escuadrones de la muerte en Bogotá”, y se ve una flecha que señala a Santos.

La reacción de quien es hoy precandidato presidencial por el Centro Democrático no se hizo esperar. En entrevista con Blu Radio, Francisco Santos señaló: “Nos han dicho de todo, a mí y al expresidente Álvaro Uribe, desde que nos lanzamos a la presidencia de 2002 (…) estos señores (Farc) eran dueños de la tercera parte del país y nosotros le quitamos el reinado, incluso los extraditamos, ahora lo que buscan es desprestigiarnos, pero para mí no son legítimos no son interlocutores válidos”.

A la polémica se le suma una columna publicada por el mismo ‘Iván Márquez’, en la que dice que “el señor Francisco Santos, vicepresidente de Colombia durante los 8 años de mandato del presidente Álvaro Uribe Vélez, arrebatado ahora por el más extraño frenesí, ha resuelto empuñar con desparpajo cínico la bandera de las víctimas del conflicto colombiano”.

Y líneas seguidas, hace acusaciones directas: “Francisco Santos, repulsivo arlequín de la política colombiana, imploró a los cabecillas paramilitares crear los escuadrones de la muerte en Bogotá, con el nombre de Bloque Capital. Alojó a Salvatore Mancuso, uno de los jefes de las denominadas autodefensas, en su propia residencia”.

Francisco Santos, poco acostumbrado a huirle al debate, aunque en un principio haya dicho que no considera a ‘Iván Márquez’ un interlocutor válido, ripostó. “Si el señor Márquez me quiere intimidar, se fregó conmigo”.

Y agregó, dándole respuesta al proceso que se adelanta en la Fiscalía por sus supuestos nexos con las autodefensas: “Lleva siete años y nada, no hay ni una prueba, ni una evidencia, (…) hace tres meses le envié una carta al fiscal Eduardo Montealegre, diciéndole que iba a entrar en una campaña electoral y ustedes (Fiscalía) no toman una decisión al respecto y los opositores, tanto guerrilla como otros sectores, podrían utilizar esa investigaciones como instrumento político”.

“Que se vaya al carajo con sus vallas”, le dice también ‘Iván Márquez. “Que escriban y hagan lo que quieran (…) habrá más vallas con diversos temas para decirle a la gente que ese grupo que hoy está en un proceso de paz con el Gobierno ha cometido toda clase de delitos y violaciones al Código Penal”, le respondió Francisco Santos.

Una disputa que llega a ‘encrispar’ aún más los ánimos del ya enrarecido ambiente político que por estos días vive el país, donde la polarización en torno al proceso de negociación entre el gobierno Santos y las Farc en Cuba crece como espuma, y en el que, desafortunadamente, ya se conoce de amenazas y atentados contra periodistas, investigadores y dirigentes de todo tipo.

De hecho, el ministro del Interior, Fernando Carrillo, hizo un llamado ayer a que “se calmen los espíritus”, expresando que “todo lo que suponga pugnacidad y radicalismo es lamentable”. Y aunque no habló con nombre propio, se puede decir que le envió un claro mensaje a Francisco Santos, quien al fin y al cabo es el precandidato y el que está en la legalidad: “Creo que estamos todavía lejos de la campaña electoral y es muy triste que esa situación en términos de la pugnacidad de las posiciones”.

Seguramente, el ministro Carrillo se refería también a la valla que apareció el fin de semana pasado en el municipio de La Estrella (Antioquia), con una foto del ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, y la frase: “En La Estrella se siente, Vargas Lleras presidente”. Un hecho que fue rechazado por el minvivienda, quien pidió su desmonte inmediato.

Como quien dice: una verdadera ‘guerra’ de vallas, que, de todas maneras, siempre será mejor que una guerra con armas. Frente a esta situación, hay quienes creen que la campaña hacia la Presidencia de 2014 ya empezó y que Francisco Santos sabe que así ‘Iván Márquez’ no sea un interlocutor válido, la polémica le conviene en esa búsqueda de réditos políticos. Como lo analiza el representante liberal Guillermo Rivera: “Santos está banalizando el proceso de paz y las Farc cayeron en su trampa al responderle”.

Lo claro es que el pulso va para largo, que el mismo Consejo Electoral avaló lo que está haciendo el exvicepresidente y que su campaña a punta de vallas que generen polémica seguirá adelante. Aunque por los lados del Gobierno nadie lo reconozca, se sabe que es algo que genera molestia, pero también están convencidos de que el proceso de paz no puede depender de cuantas vallas o declaraciones en su contra se hagan en Colombia.