En fuero militar será aclarado que 'falsos positivos' irán a justicia ordinaria

El Senado corregirá el texto ante las críticas que en el Capitolio Nacional hicieron Human Rights Wath y la CIDH.

El Senado de la República escuchó las voces de crítica de Human Rights Wath y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y anunció que se blindarán los procesos por ejecuciones extrajudiciales que eventualmente puedan cometer los miembros de la Fuerza Pública.

Al conocer los temores de la comunidad internacional, el ponente del proyecto, el senador Juan Manuel Galán, aseguró que “nunca el fuero será reconocido a los uniformados si los actos cometidos no tienen relación con el servicio”.

Por eso, se revisará cómo quedó el proyecto para su aprobación final y así cerrarle la puerta a cualquier interpretación equívoca frente a que los ‘falsos positivos’ vayan a salir de la justicia ordinaria para terminar en la justicia penal militar.

“Vamos a hacer todo para que en la redacción del proyecto y la terminología del mismo haya absoluta claridad de que jamás los procesos que están en cursos o los que puedan venir en el futuro por ‘falsos positivos’, puedan salir de la justicia ordinaria”, recalcó el legislador.

Por eso, se está estudiando incluir en la lista de delitos, que no serán cobijados por el fuero, el término ejecuciones extrajudiciales.

El espíritu de la reforma a la Constitución sobre fuero militar tiene que ver con darle claridad a las reglas de juzgamiento de los miembros de la Fuerza Pública en lo relacionado a la aplicación del Derecho Internacional Humanitario y que esas reglas sean delimitadas en cuanto a reconocerles a los militares, cuando sea el caso, el fuero como una garantía institucional y nunca como un instrumento de defensa personal para lograr impunidad”, agregó.

El martes, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos hizo serios reparos al proyecto. El presidente de la CIDH, José de Jesús Orozco Henríquez, advirtió que la reforma constitucional no cumple con los estándares dispuestos por la carta de la OEA.

“La comisión les recordó a los congresistas los estándares interamericanos que tanto la Corte como la propia Comisión han establecido para que las violaciones a los Derechos Humanos sean investigadas y procesadas por la justicia ordinaria”, explicó.

Según él, se debe permitir actuar para establecer un “recurso efectivo” ante un tribunal imparcial.

“La imparcialidad se atiende a través de la justicia ordinaria como una de las garantías que debe existir”, recordó Orozco.

En ese sentido, Human Rights Watch alertó al Senado de la República sobre el latente riesgo de que los procesos por ‘falsos positivos’ puedan pasar a la Justicia Penal Militar al amparo de dicha reforma.

Tras una reunión con el presidente del Senado, Roy Barreras Montealegre, el director de la ONG, José Miguel Vivanco, dijo que “hay riesgo de que se cuelen los falsos positivos en la reforma al fuero militar”.

Como está el proyecto pueden ser trasladados casos de falsos positivos al fuero militar”, señaló Vivanco.