General Naranjo aceptó sus diferencias con el expresidente Uribe

El exdirector de la Policía dijo que la seguridad democrática en sí no es un fin sino un instrumento para alcanzar la paz.

El otrora mejor policía del mundo, el general (r) Óscar Naranjo Trujillo, aceptó este lunes sus diferencias con el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Naranjo, miembro plenipotenciario de la mesa de diálogos con las Farc y ahora parte de la fundación Buen Gobierno, aceptó que son claras sus divergencias ideológicas con Uribe.

“Por el expresidente Uribe tengo una relación de respeto y de gratitud pero realmente desde hace meses, cuando acepté ser miembro del equipo negociador del Gobierno con las Farc, resultó evidente que quedaba marcada una diferencia en la relación con lo que el señor expresidente por lo que él estima sobre el proceso de paz”, sostuvo en diálogo con Caracol Radio.

Además, Naranjo explicó que ya es hora de dar el paso de la seguridad democrática a la paz, en el entendido de que esa política es un “instrumento” y no el fin a alcanzar.

“Para mí no hubo un gran dilema frente al proceso de paz porque justamente aprendimos de la seguridad democrática que ésta no puede ser un fin mismo sino que la seguridad debe ser un instrumento para alcanzar la paz y tengo clara esa convicción”, señaló.

El expresidente Uribe Vélez criticó el pasado viernes la decisión de Naranjo de ser parte de la fundación Buen Gobierno, plataforma del presidente Juan Manuel Santos para lograr su primer mandato y ahora buscar la reelección de sus políticas.

Uribe expresó el "pesar" que le causa que el general (r), quien estuvo al frente de la Policía durante su Gobierno, ahora haga formalmente parte de las filas del santismo.

"Decisión del general Naranjo me causa tristeza porque compartió nuestras políticas y contribuyó a ejecutarlas durante 8 años", aseguró.