Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 4 horas

Germán Navas Talero, el artífice en secreto de la condena contra Sabas Pretelt y Diego Palacio

El representante del Polo fue quien hace varios años denunció los hechos que desencadenaron el proceso de la Yidispolítica.

Luego del ‘sismo’ político que en las últimas horas se registró por cuenta de la condena de la Corte Suprema de Justicia en contra de los exministros Sabas Pretelt, Diego Palacio y el exsecretario Alberto Velásquez, empezaron a conocer los artífices del conocido caso de la Yidispolítica. (Vea: “Votar la reelección me mató”: la entrevista que generó el proceso de la 'Yidispolítica')

En el Congreso, entre toda la oposición del Polo Democrático Alternativo en contra del gobierno de Álvaro Uribe Vélez (2002-2010), surgió una figura que casi en silencio permitió terminar con las condenas por las dádivas para aprobar el proyecto de reforma constitucional de la reelección presidencial.

Se trata del representante Germán Navas Talero, quien alertó de los ofrecimientos de cargos a los entonces parlamentarios Yidis Medina y Teodolindo Avendaño por parte de los tres exfuncionarios del gobierno Uribe.

Al ser consultado por El Espectador Navas Talero dijo simplemente que “la Yidispolítica era un proceso a medias”. (Escuche: La justicia que estaba buscando Germán Navas Talero)

“Se hizo justicia porque no me cabía en la cabeza que Yidis Medina haya pagado en la cárcel cuando ella confesó su participación en el cohecho y la Corte Suprema de Justicia le acepta la prueba de su confesión y sin embargo para aquellos que provocaron el cohecho no les había pasado nada”, sostuvo.

Y agregó: “Yo recuerdo que alguien de forma grosera dijo que mi denuncia parecía un libreto hecho por mi hermano Mauricio (Navas) pero resultó que no era un libreto porque los condenaron”.

Navas Talero además admitió que para su suerte, la entonces ya exrepresentante Yidis Medina confesó todo ante Daniel Coronell (para la época director de Noticias Uno) y permitió soportar todas sus afirmaciones.

“La reelección de Uribe ya no tenía legitimidad porque ya estaban condenados Yidis Medina y Teodolito Avendaño”, agregó. 

En el caso de los exministros Sabas Pretelt y Diego Palacio, la Corte los condenó a 80 meses de prisión, multa de 167 salarios mínimos legales mensuales vigentes y 112 meses de inhabilidad para el ejercicio de funciones públicas. El exsecretario Alberto Velásquez Echeverry fue sentenciado a 60 meses de prisión, multa de 83 salarios mínimos y a una inhabilidad de 84 meses.

La Corte Suprema concluyó que los tres exfuncionarios del gobierno Uribe actuaron mancomunadamente para garantizar la aprobación del trámite legislativo en el Congreso, haciéndoles ofrecimientos de cargos a los entonces parlamentarios.