Gobernador del Casanare, sancionado y de fiesta

La Procuraduría lo destituyó esta semana por irregularidades en contratación.

El gobernador del Casanare, Nelson Mariño. / Foto-denuncia
El gobernador del Casanare, Nelson Mariño. / Foto-denuncia

Un día después de que la procuraduría General de la Nación lo destituyó por irregularidades en una millonaria contratación para prestar el servicio de restaurante en los colegios del departamento, el gobernador del Casanare, Nelson Mariño, aparece en una foto manejando una moto sin casco, ni chaleco reflectivo, durante las celebraciones navideñas que ya empezaron en las calles de Yopal.

Más allá de esta imagen, que aunque contraviene la ley es bastante común en esta capital, los cuestionamientos empiezan con la foto y apuntan a un supuesto derroche de recursos en las fiestas de fin de año.

Sin importar ésta situación, el inicio de la temporada de fin de año empezó con conciertos prometedores. La noche del miércoles tocaron Darío Darío, Reykon, Pipe Peláez, Los 50 de Joselito, Los Hermanos Rosario, Alba Rico y Clase Aparte.

La programación de los siguientes días no tiene una nómina menos costosa. Hoy toca Maluma, Jorge Celedón, Reynaldo Armas, Guayacán, Martin Elías y Huber Paredes; el viernes estará en tarima J. Balbin, Roberto Antonio, Daniel Calderón y los Gigantes, Chuy Luviano y sus Rayos de México, Rikarena y Villamil Torres; El sábado esperan a Fulanito, Mickey Taveras, Peter Manjarrez, Sergio Vargas, Iván y sus Bam Bam, Virginia Rocha; y el domingo se presentará J Álvarez, Iván Villazón, Eddy Herrera, Checo Acosta, Wilfrido Vargas, Jean Carlos Ortiz y Javier Manchego. En total se estiman que las orquestas fueron contratadas por un valor de 3 mil millones.

Aunque las fiestas de Yopal son organizadas por la alcaldía municipal con el apoyo de la Gobernación de Casanare y empresas del sector privado, ahora la pregunta que se hacen algunos casanareños es si, ante las necesidades básicas insatisfechas que tiene el departamento, este no es mucho dinero invertido en las fiestas de fin de año.

El pasado martes 4 de diciembre la procuradora Segunda para la Contratación Estatal calificó la falta del gobernador Mariño como “grave” y leyó su fallo: El gobernador Mariño se empeñó en suscribir un convenio de cooperación con Comfacasanare para eludir una licitación pública, y así contrató el suministro de 7 mil almuerzos para niños de las instituciones educativas a cargo del departamento, incumpliendo la Ley de Contratación.

El contrató se suscribió con la caja de compensación de Casanare (Comfacasanare) por un costo de 17 mil millones de pesos para suministrar los almuerzos a 62.895 estudiantes de los colegios del departamento, pero luego la caja de compensación subcontrató con una unión temporal por 16.694 millones. De acuerdo con la Procuraduría el contrato no reunía los requisitos para ofrecer estos servicios y terminó por eso subcontratando.

Esta operación, a juicio del Ministerio Público, produjo un detrimento patrimonial por 1.200 millones de pesos, recursos que provenían de las regalías petroleras.
El gobernador Mariño apeló la decisión y espera la respuesta en segunda instancia a esta decisión que lo inhabilita 14 años para ejercer cargos públicos, mientras tanto continúan las fiestas en el Casanare. 

Por su parte, la Gobernación del Casanare señaló que el gobernador Mariño es abstemio, y que el día de la alborada estaba como primer mandatario iniciando las ferias y fiestas en Yopal, como una estrategia para reactivar la cultura, el comercio y el turismo en el departamento. Agregaron que la mayoría de recursos se tramitan con empresas privadas y en coordinación con la alcaldía de Yopal.

“Me sobrepuse a ese momento difícil, y consciente de lo importante que son estas fiestas saqué fuerzas para poner la cara y como primer autoridad salí a inaugurar las fiestas de la capital”, dijo Marín en diálogo con El Espectador.

Frente a la sanción de la Procuraduría, el gobernador Mariño afirmó que el convenio con Confacasanare se firmó teniendo en cuenta la grave crisis social que se estaba presentando en el departamento, lo que a su juicio obligó a una intervención inmediata del Gobierno Nacional y Departamental.

Asimismo, el secretario de la Gobernación de Casanare, Gabriel Barreto, afirmó que “esa modalidad de contratación se encuentra autorizada por el decreto 1729 de 2008 en su artículo séptimo. Prueba de ello es que a nivel nacional varios departamentos y municipios han suscrito convenios bajo la misma modalidad, entre ellos Bogotá, Tunja, Ibagué y Huila y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar”.

“Todo esto responde a una persecución que se ha desatado a raíz de que la actual administración pretende volver pública una universidad privada que se constituyó en el 99.9 por ciento con recursos de Ecopetrol y el departamento. Además de la recuperación de la empresa de Energía de Casanare que también se encuentra manejada por unos pocos siendo netamente pública”, dijo Barreto.