Gobierno aclara que no es su responsabilidad los permisos a parapolíticos

El ministro Germán Vargas Lleras dijo que la salida de Juan Carlos Martínez Sinisterra es un asunto netamente judicial.

El Gobierno Nacional se defendió de las críticas que le han hecho por la salida de los parapolíticos condenados que salen de permiso de sus centros de reclusión.

El ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, les salió al paso a las críticas en relación con los permisos otorgados a excongresistas condenados por parapolítica.

El jefe de la cartera política manifestó que el Gobierno es respetuoso de las decisiones judiciales y que, en sentido, aunque tiene reparos debe acatar las decisiones de jueces de la República que han otorgado permisos de hasta 72 para salir de las cárceles en las cuales purgan sus condenas a reclusos como el exsenador del Valle, Juan Carlos Martínez Sinisterra.

“He oído enormes críticas, unas con fundamento, otras son él, por este asunto, pero hay que tener presente que dichas autorizaciones tienen origen judicial", puntualizó Vargas Lleras.

El lunes en la noche llegó a Cali el polémico exsenador Juan Carlos Martínez Sinisterra quien goza de un permiso especial.

El exsenador, que viajó en medio de la polémica por la supuesta ilegalidad de su viaje, llegó a la capital del Valle, donde también genera controversia por las presuntas presiones que tiene de cara a los comicios del 30 de octubre.

El ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra Portocarrero, en declaraciones al noticiero CM&, advirtió que el excongresista, quien cumple una condena por parapolítica, podría perder los beneficios de ley de comprobarse que incumplió las normas del permiso que habría sido concedido con la condición de que permaneciera en la capital del Atlántico.

“Si él traicionó la confianza del juez que le otorgó el permiso y salió de Barranquilla rumbo a Bogotá y luego a Cali, sin que estuviera autorizado para hacerlo, se hace acreedor a las sanciones del caso”, dijo Esguerra. Sin embargo, argumentando que “yo puedo ir a cualquier sitio del territorio nacional”, Martínez llegó a Cali.

El exparlamentario, condenado por nexos con paramilitares, responsabilizó al Estado de su seguridad, al tiempo que dijo que viaja a Cali a visitar a la familia y no a hacer política.