Gobierno designa a Carlos Velandia y Francisco Galán como gestores de paz

A través de una resolución, la Presidencia suspendió las órdenes de captura existentes en su contra.

Carlos Velandia y Francisco Galán.Archivo

Como un gesto para darle un nuevo impulso a los estancados diálogos con la guerrilla del Eln, el gobierno decidió, "con fundamento en facultades legales expresas y en el marco de la ley de orden público", designar a Carlos Arturo Velandia, conocido como “Felipe Torres”, y a Gerardo Antonio Bermúdez Sánchez,  “Francisco Galán”, como gestores de paz.

"El propósito de esta designación es que los señores Carlos Velandia y Gerardo Bermúdez colaboren desde la libertad con el Gobierno Nacional en la estructuración de estrategias de paz y propuestas concretas para la reconciliación, en especial en los territorios. A juicio del Gobierno, su experiencia y sus conocimientos serán de gran utilidad en un momento definitivo del proceso de paz", señaló la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

Asimismo, se solicitó la suspensión de las órdenes de captura que pesan en contra de los dos exguerrilleros -por medio de la resolución 207 del 2016 de la Presidencia de la República-, bajo el compromiso de que sigan afrontando su proceso penal y atiendan el llamado de las autoridades cuando sean requeridos.

"Para el cumplimiento de las tareas y actividades que se deriven de la anterior designación, se les otorgarán medidas y condiciones necesarias para facilitar su tarea y el Gobierno Nacional solicitará a las autoridades judiciales competentes, la suspensión de las medidas judiciales correspondientes, de conformidad con el Decreto 1175 de 2016", señala la resolución.

Aunque ambos guerrilleros habían cumplido sus respectivas condenas, actualmente la Fiscalía les adelanta un proceso por los delitos de secuestro extorsivo agravado, homicidio culposo, hurto calificado y agravado, y los acusa de no haberse desligado del Eln.

De hecho Velandia fue capturado por las autoridades el pasado 21 de junio en el aeropuerto El Dorado cuando llegaba procedente de España, por su supuesta participación en el secuestro masivo de 70 personas en el kilómetro 18 de la vía que conecta Cali y Buenaventura, el 17 de septiembre de 2000.

Sin embargo, Velandia explicó que para el momento de los hechos que le imputaban estaba recluido en prisión. "Fui capturado y vencido en juicio en 1994 . Pague una condena de 20 años, estuve preso 10 años físicos. El proceso judicial y la pena fueron absoluta y totalmente ejecutoriados (...) Es una mala señal para el proceso de paz, que puede generar dudas o frenar el ímpetu que tienen las partes comprometidas en el proceso de paz; o quizás es lo que buscan al abrirme un proceso que " ya es cosa juzgada", señaló tras su detención a través de un carta.

últimas noticias

El gabinete de Duque por regiones

Duque anuncia a Susana Correa Borrero en el DPS

Mockus, una vida de provocaciones