Gobierno reconoce que está atrasado en entrega de mercados tras dos meses de cuarentena

Noticias destacadas de Política

A Buenaventura le corresponden 24.500 auxilios alimenticios, pero, hasta ahora, ha recibido 3.000, según Alicia Arango, ministra del Interior. A la par, Fernando Ruiz, ministro de Salud, contó que no hace parte de la junta del FOME. Los congresistas les dijeron que no están haciendo suficiente.

La sesión de la Comisión Primera del Senado del 14 de mayo estaba enfocada a escuchar a los alcaldes y gobernadores del Pacífico colombiano y, a la vez, hacer que sus peticiones llegaran a oídos de los ministerios del Interior y de Salud para que los funcionarios las tuvieran a su quehacer. Sin embargo, la atención se la llevaron, por encima de todo, dos anuncios trágicos en este tiempo de crisis: por un lado, Alicia Arango, ministra del Interior, reveló el preocupante atraso que hay en entregas de mercados a las poblaciones vulnerables de esa región. Por el otro, Fernando Ruiz, ministro de Salud, contó que él, que dirige la ruta de acción contra la enfermedad COVID-19, no hace parte de la junta directiva del Fondo de Mitigación de Emergencias (Fome), creado justamente para actuar en esta coyuntura. 

(Lea: Departamentos piden al Gobierno autorizar apertura de peluquerías)

La información dejó atónitos a los senadores de esa comisión. Los datos son alarmantes. Luego de dos meses en cuarentena, Arango entregó las siguientes cifras: al Cauca le fueron asignados 156.270 mercados, pero se han entregado apenas 84.693. Cuando el presidente Iván Duque anunció esta medida, el Chocó debió percibir 76.384 auxilios, pero van en apenas 47.505. Todo empeora. Al Valle del Cauca le corresponden 58.375, pero le han proporcionado 5.420. A Buenaventura le tocan 24.577, no obstante, solo han llegado 3.000.

Esta situación se presenta cuando no se sabe si la medida de aislamiento preventivo obligatorio se alargará luego del 25 de mayo (es una posibilidad, como ha venido pasando desde marzo). 

(Lea también: “Me queda muy difícil entrar a cada casa a decir que hagan caso”: gobernador del Amazonas)

Según Arango, los mercados prometidos son familiares, para alimentar a tres o cuatro personas, duran entre 10 y 15 días, y son de entrega única. “No desconocemos la problemática del Pacífico. Tenemos 1’015.000 mercados para 1’000.000 de familias. En la emergencia decidimos que lo más importante era resolver la seguridad alimentaria y el hambre de las comunidades indígenas, ROM, negros, afro, palenqueros, raizales, líderes sociales y ediles –que son las poblaciones de las que se encarga el Ministerio en la crisis–”, contó. 

La ministra explicó a qué se debe la demora: “Resulta que nosotros con la mejor intención le entregamos (los mercados) a la Unidad Nacional de Riesgo, porque el Ministerio de Hacienda le entregó directamente a esa entidad los recursos para agotar mercados. Pero la Unidad no solo está encargada de eso, sino que además le encargaron la consecución de equipos de salud. Es una suma bastante considerable, lo que ha hecho que la Unidad Nacional de Riesgo se vea apretada y no logremos cumplir con los plazos, algo que es muy preocupante”, dijo. 

— Paloma Valencia L (@PalomaValenciaL) May 14, 2020 Los datos dan cuenta del delicado estado en el que está el Pacífico, un territorio que, en estos momentos, debe resistir sin la asistencia a tiempo del Estado. Para solucionarlo, sin embargo, Arango afirmó que está hablando con alcaldes y gobernadores para que el dinero asignado para la tarea del auxilio alimentario se le gire a los mandatarios y sean ellos los que realicen la compra localmente. “Me da mucha pena tener que decir esto, porque uno tiene que cumplir lo que dice, pero se le sale de las manos al Ministerio del Interior y entiendo que la Unidad está en una situación muy difícil para cumplir con todos los compromisos y no hemos logrado repartir los mercados como toca”, expresó.

La declaración de Arango resaltó la poca capacidad de maniobra actual del Gobierno y así se lo hicieron saber los congresistas. A pesar de ello, insistió en que el Ejecutivo está trabajando incansablemente: Ingreso Solidario y la entrega de las comidas del PAE están en marcha.

La sesión duró más de siete horas. Pero ante las declaraciones y a pesar de la cantidad de intervenciones, Roosvelt Rodríguez, del Partido de la U, no escatimó en decirle al Gobierno que es insuficiente su actuar. “Reconocemos que han hecho esfuerzos, pero no están haciendo suficiente. El modelo de pandemia debe salirse de tránsito administrativo normal”, expresó, pidiendo ajustar la acción estatal a la coyuntura. 

(Cambio Radical solicita un fondo de reactivación económica para los municipios más pobres)

El senador de la U añadió tajantemente un mensaje político de antaño que trajo a colación: “El Gobierno ha perdido la oportunidad de convocar fuerzas del país para un gran pacto nacional. Seguramente entre todos hubiéramos hecho una mejor gerencia. No han hecho todo lo que está a su alcance simple y llanamente porque no han querido ir más allá. Cuando un presidente se hace elegir es porque conoce las circunstancias en las que está su pueblo y se siente en capacidad de solucionar sus problemas”, fueron sus palabras dirigidas, claramente, al primer mandatario de los colombianos. 

En la sesión molestó, de igual forma, lo dicho por el ministro de Salud. En un momento el senador Armando Benedetti (de la U) preguntó “¿qué pasa con los recursos del FOME, que no podemos ver cómo se han gastado?”. Sin embargo, la sorpresa llegó cuando Ruiz le manifestó que esa pregunta debía ir para el gerente del nuevo coronavirus, Guillermo Plata, y no para él, porque no está enterado del movimiento de esos recursos. 

“No actúo como operador del FOME, no hago parte de la junta directiva y no cuento con esa información. Lo invitaría a que esa pregunta se la formule al doctor Guillermo Plata, que es gerente del FOME en ejecución real. Entiendo que el FOME aún no ha iniciado su funcionamiento, de manera que puede haber una información errada respecto a él”, respondió. 

(Conozca: En vivo: Colombia reporta 13.610 casos confirmados de coronavirus hoy 14 de mayo)

Sus palabras conmocionaron y el senador Roy Barreras, también de la U, no tardó en contrarresponder. En primer lugar recordó que el abandono y olvido del Estado con el Pacífico es histórico y a esa región le sobrevino la pandemia. Entonces, a pesar de su condición histórica, este Gobierno debía responder con decisiones extraordinarias. “Hemos reclamado hace dos meses medidas extraordinarias, pero no sé es eficaz porque hay un problema en el modelo, que es centralizado, privatizado y tardío. Centralizado porque las decisiones las acumula el Gobierno Nacional y los recursos no llegan a los territorios, y es privado porque los bancos son los intermediarios de esos auxilios”, expuso. 

Barreras le habló directo al ministro Ruiz: “Pero hoy tenemos una gran sopresa: la noticia de este debate es que el ministro de Salud nos cuenta que no está en la junta del Fondo de Emergencia Sanitaria (FOME). ¿para qué era entonces ese fondo? ¿Para desviar recursos a fondos financieros? Les pido que despierten, que cambien el modelo, que por lo menos Minsalud entre a esa junta. Hagámoslo ahora, descentralicen, actúen. Revélese, ministro”, finalizó. 

— Roy Barreras (@RoyBarreras) May 14, 2020 La preocupación se esparció naturalmente luego de escuchar a los gobernantes locales y territoriales. El senador Gustavo Petro, de la Colombia Humana, está en Cuba y desde allá reiteró la necesidad de modificar la Ley 100 de Salud. Pero más que eso, se puso a disposición, pese a la distancia. “Aquí puedo ayudar a llevar médicos. Puedo ayudar, señor ministro, a llevarlos desde esta isla a esas zonas donde se necesitan y donde no van a llegar otros. Acepten ustedes eso y quiten ese sectarismo político. Y yo ayudo en todo lo que tenga que hacer”, repitió. 

Durante la sesión el ministro de Salud se comprometió a que habrá una especie de gerente del Pacífico de esta crisis, que conecte al Gobierno central con esa región, porque los casos de contagio ascienden, la salud sigue siendo precaria y la distancia y la desconexión dejan relegado al Pacífico. En la discusión, además de las cifras, primó un llamado político a la acción, a la real voluntad y a que, según los congresistas citados, la administración Duque escuche con oídos bien abiertos. 

— Alexander López Maya (@AlexLopezMaya) May 14, 2020
Comparte en redes: