Gobierno se mantiene en vehemente oposición a blindaje jurídico para el Procurador

El ministro de Justicia, Yesid Reyes, dijo que en la plenaria del Senado en la discusión de la reforma de equilibrio de poderes, se buscará quitarle ese beneficio al jefe del Ministerio Público.

El Gobierno Nacional insistió que no debe recibir un blindaje jurídico el Procurador General de la Nación al amparo de la reforma de equilibrio de poderes.

La tesis y opinión del Gobierno sigue siendo que no debería estar incluido dentro del Tribunal de Aforados para recibir una especie de amparo judicial demasiado especial.

El ministro de Justicia, Yesid Reyes, dijo que “la idea de ese Tribunal o Comisión de Aforados es que en ella tengan asiento las personas que puedan realizarse investigaciones mutuamente”. (Escuche al ministro en su análisis del fuero para el Procurador)

Según él, no caben en la concepción del Tribunal que estén ni el Procurador, ni el Contralor, ni el Defensor del Pueblo.

De acuerdo a lo aprobado por la comisión primera del Senado en la discusión en quinto de ocho debates, estos altos dignatarios del país quedarán en manos del Tribunal.

La idea inicial era que en el alcance del Tribunal de Aforados sólo quedarán el Fiscal General de la Nación y los magistrados. Aún así, por iniciativa del Partido Conservador, se incluyó en el resorte del Tribunal al Procurador, el Contralor y el Defensor del Pueblo.

Actualmente el Procurador tiene el mismo alcance nivel jurídico de un ministro. Cualquier investigación en su contra la hace la Fiscalía General de la Nación y el juzgamiento está en manos de la sala penal de la Corte Suprema de Justicia.