Gobierno y empleados públicos por fin discutirán aumento de salarios

Los trabajadores reclaman al Gobierno por un aumento que debió hacerse desde enero, y por el que están a punto de sumarse al paro nacional. La reunión también intentará desenlodar los diálogos con Fecode.

“Paro” es, quizás, la palabra que más retumba por estos días en la Casa de Nariño. Las protestas de maestros, habitantes de Buenaventura y Chocó, sumadas al amague de cese de actividades de la rama judicial y los taxistas, son solo algunos grupos que le están reclamando al Gobierno Nacional su falta de cumplimiento a pactos adquiridos. A ese ramillete están por sumarse los funcionarios que exigen un aumento salarial para este año, pues denuncian que siguen sin obtenerlo pese a que debía hacerse desde enero. Al menos esa negociación entre servidores públicos y Gobierno está cerca de tener luz verde. 

En horas de la mañana de este jueves, según confirmaron a El Espectador fuentes de la Casa de Nariño, se instalará una mesa funcionarios - Gobierno para intentar destrabar el pedido que hacen los trabajadores, y por el que incluso en marzo fue instaurada ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca una acción de cumplimiento contra el presidente Juan Manuel Santos, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, y la directora del Departamento Administrativo de la Función Pública (DAFP), Liliana Caballero Durán.

Esa acción de cumplimiento fue la que permitió, tras el fallo del Tribunal, convocar a la mesa en la que también se intentará dar solución a los reclamos de los docentes agrupados bajo la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode). (Lea: Fecode y Mineducación no han llegado a ningún acuerdo para levantar el paro)

Los servidores públicos aseguran que, al no tener dicho incremento, el poder adquisitivo de cerca de un millón de trabajadores -ya mermado por la Reforma Tributaria- ha disminuido considerablemente. Por eso, una de las exigencias será que se paguen los tres meses de incremento que no han visto por cuenta de los retrasos del Gobierno.