“Estamos tras de ellos para capturarlos o darlos de baja”: Gobierno sobre disidentes

Noticias destacadas de Política

Rafael Guarín, alto consejero para la Seguridad, expresó que los desertores estarían en Venezuela. Carlos Antonio Lozada, del partido FARC, recalcó por su lado que aunque Iván Márquez y Jesús Santrich abandonaron el Acuerdo de Paz, la colectividad continúa en él.

Rafael Guarín, alto consejero para la Seguridad, y Carlos Antonio Lozada, congresista del Partido FARC, se refirieron a la comunicación de los disidentes de la otrora guerrilla de las Farc, emitida desde la clandestinidad el pasado 28 de septiembre, en la que pidieron la renuncia del presidente Iván Duque y catalogaron su gobierno como uno “contagiado del narcotráfico y el fraude electoral”.

(Lea: A Duque “le quedó grande el más elevado cargo de la Nación”: reaparece Iván Márquez)

El comunicado estuvo acompañado de una imagen en la que aparecen Iván Márquez, Jesús Santrich, y El Paisa, y que llamaron “declaración política”, emitidas por “las Farc-EP, segunda marquetalia”, como se han denominado desde que abandonaron sus compromisos con el Acuerdo de Paz en 2019 y retomaron las armas. Sobre el mensaje, Rafael Guarín expresó en una entrevista a La FM., que ese era una “pieza de propaganda” para ratificar la violencia por medio del uniforme y las armas con las que aparecen en la foto. Según el medio radial, Guarín afirmó que los disidentes estarían ubicados en Venezuela con “el apoyo de Nicolás Maduro”.

“El objetivo es sometimiento a la justicia que sabemos que no va a ocurrir, entonces estamos tras de ellos para capturarlos o darlos de baja”, dijo el consejero para la Seguridad, al tiempo que expresó que el sentido de la comunicación clandestina es ratificar su intención de “desestabilizar el Gobierno”.

Aprovechó además su intervención para criticar el Acuerdo de Paz pactado hace cuatro años en La Habana, Cuba. Aseguró que fallaron varias cosas en la implementación de lo pactado, una de ellas: el rearme de los altos mandos de la antigua guerrilla. “Nunca se desmovilizaron números importantes de estructuras de las Farc y permitió la expansión de cultivos ilícitos”, fueron las palabras de Guarín en la radio.

De igual forma, puntualizó en que uno de los inconvenientes del Acuerdo estuvo en el aumento de los cultivos de coca de uso ilícito y recalcó en que el narcotráfico sigue siendo el mayor problema. “Lo que queda claro es que el problema no era tanto las estructuras armadas de las Farc, sino que sigue siendo el narcotráfico”, contó.

(Lea también: Oposición envía carta a CPI sobre presunto abuso policial en la protesta social)

Por otro lado, Carlos Antonio Lozada, congresista del partido FARC comunicó lo propio, esta vez a la emisora W Radio. Desde su perspectiva, aunque los periodistas le cuestionaron al partido no haberse alejado a tiempo de figuras como Márquez y Santrich, Lozada respondió que solo ellos eran responsables de sus decisiones.

“Ellos tomaron la decisión de irse en el momento que consideraron. Mal pudiéramos nosotros tomar decisiones por ellos. Nosotros como partido nos hemos atenido al marco legal para actuar y a eso nos atenemos quienes continuamos empeñados en consolidar este proceso”, reiteró el parlamentario.

Insistiendo en su idea, Lozada le dijo a la emisora que su compromiso sigue firme, sin importar los ya desertores, pues siguen siendo mayoría los exguerrilleros que prefirieron cumplir lo pactado que los que retomaron las armas. “Quienes decidieron desertar traicionaron un compromiso que había hecho la organización en su última conferencia nacional. La mayoría de los integrantes del partido FARC vamos a cumplirle al país y a las víctimas. La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) los excluyó y decidieron ponerse por fuera del proceso, deben enfrentar las consecuencias de ello , que no son sólo jurídicas y políticas”, auguró.

Finalmente, sobre su interés en consolidar el posconflicto, apuntó a que su intención sigue firme y por ello la FARC ha pedido a la JEP que haga pública sus comparecencias. “Esa es la mayor nuestra voluntad y transparencia”.

Comparte en redes: