Australia y Colombia 2017

Grandes coincidencias históricas

Terra Australis incognita, término latino que significa “tierra desconocida al sur”. Los antiguos geógrafos siempre sospecharon su existencia... La denominación de todo el continente con la versión sajona del término, Australia, es obra de su circunnavegante Matthew Flinder, que así la llamó por primera vez el año 1805. (Ver “Australia, Biografía de una Nación”, de Phillip Knightley).

La Embajadora Sophie Davies, nueva representante en Colombia de Australia, presenta credenciales ante el presidente Juan Manuel Santos. / Cancillería

En octubre pasado fue recibida en la Cancillería por la viceministra de relaciones exteriores y el presidente Juan Manuel Santos, por primera vez en la historia de nuestros dos países, la Embajadora Sophie Davies, nueva representante en Colombia de Australia, país miembro de la Mancomunidad Británica.

1. Antecedentes históricos: Australia — Colombia.

Las relaciones diplomáticas entre Australia y Colombia se establecieron el 9 de septiembre de 1975, con el propósito de fortalecer los intercambios bilaterales con dicho país y con otros de la Cuenca del Pacífico, en la cual Australia es actor estratégico, prioritario para la inserción de Colombia en la región. Algunos de los temas de la agenda bilateral eran entonces y son ahora, educación, con alrededor de 21.000 estudiantes colombianos matriculados, (25% más que en el 2016), medio ambiente y minería sostenible, en la cual los australianos son expertos a escala mundial.

Sin embargo, Colombia decidió cerrar la embajada y vender la sede situada en el mejor vecindario de Canberra, cuando otros países riberanos del Pacífico, están mirando hacia esa promisoria región, llena de oportunidades para los negocios, según se advierte a diario en la prensa y en las cifras de nuestro Ministerio de Comercio.

Afortunadamente, ahora se actúa en forma creativa: nuestra embajada es concurrente, es decir atiende desde Canberra a Nueva Zelandia, al Estado Independiente de Samoa, Islas Salomón, Reino de Tonga, República de Fiji, República de Kiribati, República de Nauru, República de Palau, de Vanuatu y Tuvalu; y con una excelente embajadora y equipo de colaboradores.

A escala multilateral, los dos países, han desarrollado estrechos lazos de amistad y cooperación en el marco de la ONU y de sus agencias, como el Consejo de Cooperación Económica del Pacífico -PEEC-, el Foro de Cooperación América Latina - Asia del Este FOCALAE; y se destaca la participación de Australia como país observador y pronto asociado, de la Alianza del Pacífico, conformada por Chile, Perú, México y Colombia.

También se han desarrollado lazos de cooperación en temas como medio ambiente, crimen transnacional, lucha contra el problema mundial de las drogas, derechos humanos y desarme.

2.Nueva Zelandia — Colombia.

Con relaciones diplomáticas desde 1978, nuestro país estableció una oficina consular y de negocios en Auckland en 2013, Nueva Zelandia, país con una presencia fuerte con "Education New Zeland" y en "Trade and Enterprise", es decir en educación y negocios. En ganadería, Nueva Zelandia es muy fuerte a escala mundial, y ya existen convenios de cooperación técnica con pequeñas cooperativas lecheras de Nariño, Boyacá y Cundinamarca.

Próximamente, Nueva Zelandia también abrirá en febrero su embajada en Bogotá.

3.Nuevos tiempos.

De mi parte, tuve el privilegio de relanzar las relaciones diplomáticas al ser nombrado por el Presidente Uribe en 2008, embajador en Australia y países ya mencionados, (cargo técnico no político, por ser yo independiente, sin partido) para fomentar los lazos comerciales, educativos y culturales. Y terminé mi misión (en 2012), durante el Gobierno Santos: agradezco a los presidentes Uribe y Santos su confianza. Allá recibí la noticia de la decisión de Australia, de nombrar en Bogotá un Cónsul General y encargado de negocios. Fue Crispín Conroy, buen conocedor de nuestro país, (casado con boyacense de Villa de Leyva), quien con su conocimiento y fervor por nuestro país, allanó el camino para el pronto nombramiento de la señora Mrs. Davies como Embajadora.

Recientemente, durante la visita de la Canciller de Australia, Honorable Julie Bishop para inaugurar las oficinas de la embajada, se anunció que ese país "promoverá nuevas áreas de cooperación, particularmente en agricultura, educación, minería sostenible y servicios fmancieros". Actualmente 50 compañías australianas operan en Colombia con inversiones cercanas a los tres mil millones de dólares australianos; o sea, alrededor de 7 billones de pesos", aseguró la Canciller.

La nueva embajadora Sophie Davies, ha sido oficial de carrera en el Departamento de Relaciones Exteriores y Comercio; y antes se desempeñó corno Vice-Embajadora en Lima, Perú. Fue Directora del Grupo de Negociadores del Gobierno de Australia para el Cambio Climático. Tiene, además, una maestría en evaluación, de la Universidad de Melbourne; otra maestría en ciencias sociales del Instituto Real de Tecnología de esa misma ciudad, y es graduada en Economía y Leyes de la Universidad de Sidney.

4.Navegaciones y conquistas.

Hace incontables años Australia se separaba de Gondwana, el continente austral conformado por la Antártida, América del Sur, África y la India. En 1770, el Capitán de la Marina Real Británica, James Cook, el hombre que descubrió para Inglaterra más superficie terrestre que ningún otro, navegó rumbo al norte después de bordear Nueva Zelandia, y ancló el 28 de abril en Botany Bay, cerca de la hoy gran bahía de Sydney, primera capital de aquel país-continente.

Los aborígenes habían llegado al menos 50.000 años antes, procedentes del archipiélago indonesio; y sus descendientes exploraron todo el continente, dando nombre a cada cabo, arroyo, valle y montaña. Incluso, parece que Cook no fue el primer hombre blanco que vio la costa este: la idea de descubrir la Gran Tierra Austral había estado presente en la imaginación de los navegantes desde el siglo XVII, (franceses, holandeses y portugueses).

Existe un dato muy interesante sobre quiénes conformaban la tripulación de Cook: eran un puñado de 5 marineros, en el HMS Endevour, diseñado para largas travesías. Incluía a Joseph Banks, a la sazón uno de los jóvenes botánicas ya destacado, quien se había vuelto un entusiasta "esclavo de la botánica". Fue en Cambridge donde encontró un tutor que le convenía, y lo enganchó con honorarios generosos. Cuando Banks heredó la fortuna de su padre y sus responsabilidades, se envolvió en el mundo de la filosofía científica e historia natural. Entre sus nuevos amigos encontró discípulos de Carl Linneo de la Universidad de Uppsala, el sueco fundador de la botánica moderna, y creador del sistema de clasificación de plantas; así Banks fue elegido miembro de la Real Sociedad Botánica. Sus influencias y conocimientos hicieron posible que Banks y su equipo de siete científicos y ayudantes, abordaran el Endeavour en agosto de 1768, con provisiones, armamento, instrumentos astronómicos y astrónomos, preparados para un viaje de dos años.

Banks había escogido como compañero y colaborador en el viaje al Dr. Daniel Solander, amigo y miembro de la Real Sociedad. Solander, sueco, dedicado a la botánica y a las ciencias naturales, tenía gran respeto y amistad con Banks. Era uno de los discípulos preferidos de Linneo. Banks y Solander se conocieron en una cena privada, después de los arreglos burocráticos con la Real Sociedad y el Almirantazgo, para acompañar a Cook al Pacífico. Con este apoyo, los dos científicos sellaron la alianza en ciencias naturales más importante del siglo XVIII. Ellos hicieron el primer inventario de la flora de la costa este de Australia.* Además de que para Inglaterra era definitivo tener una nueva destinación a donde enviar los convictos, ya que no podía contar con el territorio americano que había obtenido su independencia de Inglaterra en 1783.

5.-Paralelismo colombiano.

¿Qué sucedía en Colombia en esos
momentos?

El Rey Carlos III, expresión en España de La Ilustración, tuvo a bien financiar la Real Expedición Botánica en la Nueva Granada, encabezada por el Sabio José Celestino Mutis, quien arribó a Bogotá el año de 1760; y contaría con la confianza del Rey, aunque con la precaria financiación de la Real Expedición Botánica.

Luego de conocer a Bogotá, en el altiplano sede de los muiscas, Mutis decidió que el santuario para su colección de plantas tropicales, especialmente la chinchona, de la cual se extrae la quinina para combatir la malaria de los ejércitos de ocupación de España en diferentes latitudes, era en Mariquita, Tolima. Allí organizó el primer taller de pintura de plantas nativas, con un grupo de 28 pintores; y con colaboradores, algunos españoles corno su hermano Manuel y su sobrino Sinforoso; y otros criollos, Mutis recolectaba las plantas, que iban al taller y allí eran reproducidas a mano para hacer réplicas de las originales, los cuales enviaba a la Corte en Madrid. Hoy esta inigualable colección reposa en el Jardín Botánico de esa ciudad, al lado del Museo del Prado.

La magnitud del trabajo realizado por Mutis y sus asistentes, llegó a oídos del Barón Alexander von Humboldt, quien decidió viajar al Virreinato de la Nueva Granada, a conocer al Sabio; y a Francisco José de Caldas, botánico e ingeniero militar de Popayán. Es de anotar que Humboldt cuando inició su travesía por Caracas con su ayudante Aimé Bonpland, siempre enviaba especímenes de plantas a su amigo Joseph Banks en Londres, quien a la sazón era ya Presidente de la Real Academia Botánica de Inglaterra.

¡Qué enigmática coincidencia! Mientras Banks y Solander en Australia levantaban ese primer inventario de la Flora, Mutis en nuestro territorio, por las mismas calendas, ambos discípulos de Linneo, y Humboldt, coincidían en realizar esta hazaña!

¡Bienvenida Embajadora de Australia Sophie Davies!

¡Felicitaciones en el día de Australia que se celebra el jueves 25 de enero!

Exembajador ante Australia y Nueva Zelanda.