“La Guajira no es la meca de la corrupción”: Antenor Durán

Así le respondió el representante a la Cámara al gobernador encargado Jorge Enrique Vélez, quien ha denunciado desorden administrativo e irregularidades en ese departamento. No puede asumir las funciones de procurador, contralor o fiscal, dijo.

Archivo El Espectador

El representante a la Cámara por La Guajira Antenor Durán, del Movimiento Autoridades Indígenas de Colombia, AICO, le pidió mesura en sus declaraciones públicas al gobernador encargado del departamento, el superintendente de Notariado y Registro Jorge Enrique Vélez, a quien acusó de promover  una campaña de desprestigio contra los guajiros por hechos de corrupción.

“No es responsable generalizar. El doctor Vélez no puede asumir las funciones de procurador, contralor o fiscal. Si hay personas corruptas y hechos de corrupción es deber del funcionario presentar las debidas denuncias para que los organismos de control investiguen y que aquellos que tengan responsabilidad asuman las consecuencias de sus actos”, expresó.

Durante una intervención ante la plenaria de la Cámara de Representantes, el congresista lamentó que Vélez, siendo encargado transitoriamente de la Gobernación, “utilice a través de los medios de comunicación  todo tipo de  epítetos  para referirse despectivamente a  los guajiros, como si la meca de la corrupción estuviera en La Guajira”.

Así mismo, dijo que no puede ser que el gobernador encargado llame “guaca” a  las cuentas de la Gobernación, “pues se ha demostrado que se trata de recursos importantes con los que cuenta el departamento para hacer frente a múltiples obligaciones”.

Y agregó que esos dineros corresponden, entre otros, “a las mesadas de  los pensionados y educadores del departamento, al pago de  deudas del  Plan Departamental de Agua e  inversiones para  proyectos de regalías contemplados en los OCAD.

El miércoles pasado, al cumplir un mes como mandatario de La Guajira por encargo del presidente Santos, Jorge Enrique Vélez le contó a El Espectador que al asumir el cargo encontró un gran desorden administrativo y muchas irregularidades, y que su labor causa molestia en  muchos sectores.

“Ha sido un trabajo intenso, de muchas decisiones, que obviamente ha generado molestia de algunas personas, mucha resistencia, pero eso a mí me parece bien. En la medida que los callos duelan es porque estamos tocando donde teníamos que tocar. Yo seguiré en esa labor, que es la que me ha encomendado el señor presidente”, enfatizó.

últimas noticias

La corrupción como fractal

"Iván Márquez" no se posesionará como senador