Guerra judicial por Odebrecht: Uribistas denuncian a Cecilia Álvarez y a Gina Parody

El senador Ernesto Macías afirma que hubo claras irregularidades en la adjudicación del tramo Ocaña – Gamarra en la Ruta del Sol para favorecer a la la familia Parody. Las exministras Álvarez y Parody aseguran que Uribe está cargado de rencor y piden que explique los líos judiciales de sus hijos.

El gigantesco escándalo por el pago de sobornos para la adjudicación de millonarios contratos de infraestructura a la firma Odebrecht, ha generado un nuevo enfrentamiento entre los gobiernos del presidente Juan Manuel Santos y su antecesor Álvaro Uribe Vélez. Ahora el senador del Centro Democrático Ernesto Macías anunció que presentara una denuncia penal contra las exministras Gina Parody y Cecilia Álvarez (quienes son pareja) por un presunto favorecimiento en la entrega del  tramo Ocaña – Gamarra en la Ruta del Sol. (Lea: Robledo acusa al Banco Agrario de millonario préstamo a Odebrecht)

Macías, junto al abogado Jaime Lombana, plantearán en su denuncia que hubo serias irregularidades en el Conpes 3817, realizado en octubre de 2014, donde se hicieron modificaciones al proyecto de la Ruta del Sol. En este Conpes estuvieron presentes las entonces ministras Parody y Álvarez y se habría tomado la decisión de incluir en la obra el tramo Ocaña –Gamarra, que a juicio del senador uribista, es una desviación de la ruta que tiene como único fin favorecer el negocio portuario de la familia Parody.

“Lo que pretendemos es que sea la justicia la que determine si hubo favorecimiento de la ministra Cecilia Álvarez a la familia de la ministra Gina Parody. Pero además que determine si hubo una participación indebida de la ministra Parody en el Conpes en el que definieron modificar el trazado. Tenemos claro que no manifestó ningún impedimento, cuando es evidente que su familia iba a ser la gran beneficiada”, aseguró Macías en diálogo con El Espectador.

En el Centro Democrático aseguran que saben a ciencia cierta que ese tramo no estaba contemplado en los diseños iniciales de la Ruta del Sol y pasa a solo 700 metros de un proyecto portuario ubicado en Gamarra, que es parte de los negocios de la familia Parody. Incluso, señala parlamentario, en el proyecto estaba el hermano de la ministra Manuel Parody, quien luego de adjudicada la obra vendió sus acciones.

Ante esta denuncia, la respuesta no se hizo esperar. La primera fue Gina Parody quien manifestó que el expresidente Uribe no le perdona haber denunciado el paramilitarismo, ni que conozca los desmanes de su vida privada. 

Pocos minutos después Parody y Álvarez emitieron un comunicado en el que señalan que no les sorprenden las artimañas mentirosas y cargadas de odio que lanza Uribe desde que denunciaron el paramilitarismo. Pero además criticaron con contundencia que el exmandatario no haya hecho nada para que sus hijos, Jerónimo y Tomás, aclaren ante la justicia los líos de corrupción que ocurrieron en esa administración. 

“Las dos personas que según la justicia colombiana pudieron haber recibido plata por corrupción en el caso Odebrecht trabajaron en su Gobierno o tiene vínculos con su familia. ¿Por qué no responde a lo que debe responder?”, señala el comunicado.

Odebrecht ha recibido contratos y adiciones presupuestales durante los dos gobiernos (Santos – Uribe), ahora, con este escándalo de corrupción, de lado y lado se lanzan responsabilidades. Tal como lo hizo en su momento el presidente Santos que manifestó: “ninguno de mis hijos o hermanos, ni mi señora ni mis cuñados, ninguno ha tenido el más mínimo cuestionamiento. ¡Y qué bueno poder decir también que ninguno de mis altos funcionarios ha sido condenado o seriamente acusado de algún acto de corrupción!”, en claro mensaje a Uribe.

La pelea política está pasando a estrados judiciales, y será ahí en donde quedará claro quiénes fueron los favorecidos por los pagos millonarios de Odebrecht para ganar los contratos de obras públicas y si se presentaron intereses particulares en estos.