Guerrilleros sólo podrán participar en política al cumplir las penas: Gobierno

En el Senado, el ministro Juan Fernando Cristo dijo que así quedó establecido en le texto para discusión en segundo debate de la reforma constitucional para la paz.

El Gobierno Nacional anunció que para la discusión en segundo de ocho debates de la reforma constitucional para la paz mantendrá viva la posibilidad de que los guerrilleros que se desmovilicen puedan participar en política.

En el Senado, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, dijo que se va a mantener esa idea promovida por el senador Antonio Navarro Wolff.

Podrán participar en política los integrantes de las Farc que renuncien a las armas después de la firma de un acuerdo pero igualmente después de que ese acuerdo haya sido refrendado por los ciudadanos”, explicó.

En el mismo sentido, aclaró que los guerrilleros podrán participar en política después de que hayan cumplido las penas que imponga el tribunal de justicia transicional.

Debe quedar claro que la gente que se acoja al mecanismo especial de paz y cumpla con las penas puede pasar a participar en política”, sostuvo.

Así las cosas no podrá ser una participación en política en paralelo con las penas que establezca la justicia transicional.

En el mismo sentido, Cristo insistió en que es preferible ver a los miembros de las Farc haciendo política en el Congreso que siguiendo con la guerra en Colombia.

Pensar en avanzar en un proceso de paz sin permitir la participación en política no tiene ningún sentido (…) es mejor una paz imperfecta que una guerra eterna”, recalcó.

El proyecto de reforma constitucional para la paz será discutido en plenaria del Senado el próximo 27 de octubre, según lo estableció la mesa directiva de la corporación.  

592406

2015-10-13T13:45:07-05:00

article

2015-10-13T14:46:50-05:00

none

Redacción Política

Política

Guerrilleros sólo podrán participar en política al cumplir las penas: Gobierno

81

1714

1795

 

El poder de los alternativos

La cacerola, personaje de este año en Colombia

La cacerola, el paro y el cambio cultural