“Hace tiempo debería estar preso”: Álvaro Uribe le contesta a Iván Cepeda

El senador le respondió al congresista del Polo Democrático, quien pidió la captura preventiva del abogado Diego Cadena.

Los senadores Iván Cepeda, del Polo Democrático (izquierda) y Álvaro Uribe Vélez (derecha).

Luego de que el senador Iván Cepeda, del Polo Democrático, solicitara la captura preventiva del abogado Diego Cadena –involucrado en un proceso por supuesto soborno de testigos–, el expresidente y senador Álvaro Uribe (Centro Democrático) salió en defensa de su abogado y aseguró que quien debería estar preso debería ser Cepeda.

A través de un breve mensaje en Twitter, Uribe reclamó que la solicitud la hace “quien hace tiempo debería estar preso”. Previamente, Cepeda solicitó a la Fiscalía que pidiera a los jueces de control de garantías la orden inmediata de captura con fines de imputación y detención preventiva en centro carcelario contra Cadena.

En contexto: Abogado de Álvaro Uribe, Diego Cadena, llamado a imputación de cargos

“Esto para evitar maniobras dilatorias destinadas a evadir la imputación, prevenir el inminente riesgo de fuga que puede materializarse con la huida del país, que las pruebas sean manipuladas, los testigos presionados y se obstaculice la administración de justicia. Tal riesgo es real, puesto que son el tipo de actuaciones que precisamente han dado lugar para que el abogado Cadena fuera convocado a audiencia de imputación”, señaló Cepeda en un comunicado.

La defensa del senador del Polo solicitó que se verifique, con motivo del anuncio del abogado defensor de Cadena, Iván Cancino, si efectivamente este tenía una diligencia programada para el 18 de febrero, razón esgrimida para pedir su aplazamiento.

Le puede interesar: El guiño de Uribe a su abogado Diego Cadena

Se tenía previsto que ese día, la Fiscalía imputara cargos por los supuestos pagos que habría hecho al exparamilitar Carlos Enrique Vélez, alias Victor. El exmiembro de las Autodefensas es testigo en contra del exprimer mandatario en la Corte Suprema, la cual lo investiga por soborno y fraude procesal.

El abogado ha sido una de las personas más mencionadas durante la investigación y el proceso judicial. Algunos exparamilitares han asegurado que el abogado les pagó a cambio de testimonios a favor del expresidente y ahora senador. No obstante, Cadena ha dicho siempre que se trataba de “subsidios” y “viáticos”. En octubre pasado pidió ser escuchado por la Fiscalía para aclarar los hechos sobre este caso.

La génesis del proceso contra Uribe

En 2010, el representante a la Cámara, Iván Cepeda, organizó un cronograma de visitas en cárceles para promover el debate sobre la crisis carcelaria del país. Según su testimonio, en esa gestión como integrante de la comisión de derechos humanos, fue como dio con información de exparamilitares que involucraban a los hermanos Álvaro y Santiago Uribe Vélez con este grupo criminal.

Con esa información decidió realizar un debate de control político que terminó en una denuncia penal, en la que señaló que dos detenidos aseguraron que, en la hacienda Guacharacas, de propiedad de la familia Uribe, había operado el Bloque Metro de las Autodefensas.

Cepeda hizo referencia también a la obra los 12 Apóstoles, escrita por la periodista Olga Behar, según la cual la hacienda La Carolina (en Yarumal) fue el sitio desde donde Santiago Uribe operó el grupo paramilitar. Santiago Uribe fue acusado y hoy su juicio se encuentra en la recta final.

En contexto: Los caminos cruzados de Álvaro Uribe e Iván Cepeda

Álvaro Uribe no era congresista y no estuvo en el debate. Pero ese mismo día acudió a la Corte Suprema de Justicia y denunció al congresista por abuso de la función pública, fraude procesal y calumnia agravada. Según Uribe, el senador Cepeda orquestó un cartel de falsos testigos ofreciéndoles beneficios jurídicos, económicos, medidas cautelares y ubicación fuera del país, a cambio de que lo sindicaran a él de cometer delitos en asocio con los paramilitares.

El 21 de junio de 2013, Uribe decidió ampliar su denuncia y manifestó que Cepeda había visitado 21 veces a Juan Guillermo Monsalve (testigo clave del proceso) y que esos encuentros nada tenían que ver con labores humanitarias.

La Corte Suprema de Justicia se tomó seis años para adoptar una decisión, lo cual hizo en febrero de 2018. Primero, concluyó que Iván Cepeda no abusó de sus funciones como congresista, ni influyó sobre los reclusos mediante sobornos, y que además actuó como vicepresidente de la comisión de derechos humanos y miembro de la comisión de paz.

El alto tribunal determinó que, al contrario, se debía investigar si acaso quien trató de manipular testigos no fue el propio Uribe. Ese fue el inicio del proceso penal por el que, por primera vez en la historia reciente del país, un expresidente fue llamado a rendir indagatoria, la cual se realizó el pasado  8 de octubre.

904711

2020-02-14T19:17:55-05:00

article

2020-02-14T19:35:03-05:00

jgonzalezpenagos_79

none

-Redacción Política - [email protected]

Política

“Hace tiempo debería estar preso”: Álvaro Uribe le contesta a Iván Cepeda

80

6211

6291