¿Hay “plan tortuga” en el Congreso?

Aunque el Gobierno ha definido como prioridad el trámite de la reforma de equilibrio de poderes, en el Congreso de la República parecen no tener la misma urgencia.

Archivo

Ayer, la plenaria del Senado estaba citada para la discusión y aprobación de esta iniciativa, pero sólo llegaron 27 de los 102 legisladores. ¿La razón? En voz baja comenzó a correr el rumor de una supuesta “operación tortuga” con el fin de presionar beneficios burocráticos y que el objetivo es hacer que el trámite del equilibrio se junte con la discusión de otra iniciativa fundamental para la Casa de Nariño: el Plan Nacional de Desarrollo.

Aunque el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, prefirió no referirse a la presunta “operación tortuga”, sí manifestó su molestia con la situación y afirmó que “el ausentismo es un cáncer que carcome día a día la legitimidad del Congreso y los congresistas. Hay que hacer un llamado a la disciplina porque en esta segunda parte se requiere mayoría calificada (más de la mitad) para la aprobación y discusión del equilibrio de poderes, que busca precisamente fortalecer los partidos y las bancadas”. Para el senador Armando Benedetti, del Partido de la U, lo que sucedió fue un “acto de flojera” de los congresistas, que por lo general no sesionan los jueves y seguramente viajaron a sus regiones.

“Me parece muy extraño que hubiera un quórum tan precario cuando se requiere votación calificada. Es lamentable que un proyecto de tanta envergadura no haya merecido la atención de los senadores. El lunes, a las 11:00 de la mañana, seguirá el debate y esperamos que sea el mea culpa del Congreso. No sé por qué algunas bancadas no aparecieron”, señaló por su parte el senador Efraín Cepeda, del Partido Conservador.

Pero fue el senador Ernesto Macías, del uribista Centro Democrático, quien se atrevió a expresar lo que para él busca este comportamiento: “Puede haber presiones y algunos buscan encarecer su voto (...) de ahora en adelante vamos a pedir verificación en todas las sesiones para ver quiénes son los que están y los que no llegan”, enfatizó.

Lo que sí es claro frente al proyecto de equilibrio de poderes es que crecen las críticas de la oposición —de derecha del Centro Democrático y de izquierda del Polo Democrático— y el Gobierno tiene que llamar al orden a la Unidad Nacional si quiere llevar a buen puerto la iniciativa, que efectivamente en esta segunda parte de la discusión necesita el voto de las mayorías. Por ahora las cuentas del ministro Cristo de iniciar la discusión del Plan Nacional de Desarrollo el próximo jueves no cuadran, pues se le juntó en la próxima semana con el equilibrio de poderes.