El próximo 20 de julio se instala el período 2019-2020

Independientes, con el poder del Congreso en la nueva legislatura

El Partido Liberal tendrá seis presidencias, incluyendo la del Congreso. Cambio Radical tendrá cuatro incluyendo la presidencia de la Cámara. El Partido Conservador tendrá tres presidencias en comisiones; el Centro Democrático, tres y el Partido de la U, una.

El próximo 20 de julio se instala el segundo periodo del Congreso 2018-2022.Archivo-El Espectador

En el Congreso de la República existe una máxima muy popular: se dice que el primer año de labores legislativas es del Gobierno, que el segundo es de los parlamentarios, que el tercero es compartido y que el cuarto no es de nadie. Este sábado 20 de julio se da inició a la segunda legislatura del cuatrenio 2018-2022, y desde ya se sabe que el presidente Iván Duque tendrá una dura tarea en el Legislativo, pues además de la regla política que rige en el Capitolio, las presidencias de Senado y Cámara quedarán en manos del Partido Liberal y Cambio Radical —ambos partidos declarados en independencia—.

Así quedó confirmado en el acuerdo político confeccionado al inicio de la Legislatura. Los partidos mayoritarios se reparten las mesas directivas y la composición de las comisiones según sus intereses. Por eso, la Presidencia del Senado le corresponde al Partido Liberal, quien ya nominó a Lidio García para asumir esta tarea. El congresista costeño ha dicho que realizará una “presidencia garantista” con todas las fuerzas políticas y que atrás quedó el incidente con el expresidente Álvaro Uribe cuando, al calor de los debates de las objeciones a la JEP, este lo encaró y le advirtió que no iba a presidir el Congreso.

En la presidencia de la Cámara de Representantes, puesto que ocupó Alejandro Carlos Chacón (liberal) en el pasado período, estará Carlos Alberto Cuenca, de Cambio Radical, quien fue elegido por el departamento del Guainía y según se dice es uno de los hombres más cercanos al exvicepresidente Germán Vargas Lleras. Las vicepresidencias de ambas corporaciones quedarán en manos del Centro Democrático, y las segunda vicepresidencias serán ocupadas por partidos de oposición: en Senado con Alexander López del Polo y en la Cámara con María José Pizarro, de la Lista de los Decentes.

En lo que corresponde a las comisiones legales, el acuerdo sobre las mesas directivas establecen que al Centro Democrático le corresponde la presidencia de la Comisión Primera de Senado, la más importante de todo el Congreso, pues se ocupa de las reformas constitucionales y las leyes estatutarias. Fuentes del partido de Gobierno le contaron a El Espectador que en este momento los candidatos del uribismo son Paloma Valencia y Santiago Valencia. “El viernes tendremos una reunión de bancada en la que esperamos se defina cuál de los dos será el nominado por el partido”, detalló un congresista de la colectividad.

En Comisión Primera de la Cámara, al Partido Liberal le corresponde la Presidencia y será Juan Carlos Losada quien asuma esa labor. Losada es representante por Bogotá, joven como congresista pero experimentado político que se ha caracterizado por ser un defensor del Acuerdo de Paz y promotor de iniciativas como la abolición de la tauromaquia, con lo cual es evidente que el gobierno Duque no podrá contarlo como un aliado para impulsar su agenda legislativa.

Respecto a las comisiones Segundas, el acuerdo político establece que en el Senado será presidida por Cambio Radical, cuyos dos únicos integrantes en dicha célula legislativa son los senadores Claudia Rodríguez de Castellanos y José Luis Pérez. Fuentes del partido de Vargas Lleras afirmaron que la líder cristiana será la encargada de presidir la comisión. En la Cámara, el turno le corresponde al Partido Conservador, que ha nominado al representante Jaime Felipe Lozada para dirigir la célula legislativa, que se encarga de asuntos internacionales y temas militares.

La Comisión Tercera de Senado, que se encarga de temas económicos, le corresponde igualmente a los conservadores, cuyos únicos dos miembros son los experimentados Efraín Cepeda y David Barguil. La colectividad azul tendrá una reunión de bancada la próxima semana para definir cuál de estos dos parlamentarios será quien lidere la célula legislativa. En la Tercera de Cámara, la presidencia quedará en manos del liberalismo, a través de John Jairo Roldán.

Las presidencias de las comisiones cuartas serán, en Senado, para el Partido Liberal y en Cámara, para Cambio Radical. En la primera, los liberales Mario Castaño y Julián Bedoya deben definir quién se queda con tal dignidad. En la Cámara son cuatro los representantes de Cambio Radical y aún no hay humo blanco. En la Comisión Quinta de Senado, la presidencia le corresponde al Centro Democrático, cuyos dos integrantes son Carlos Felipe Mejía y Alejandro Corrales. En la Cámara, por su parte, el Centro Democrático —a quien también le corresponde la presidencia— ya nominó a Rubén Darío Molano.

La sexta de Senado le corresponde al liberalismo. Iván Darío Agudelo y Horacio José Serpa se debaten la nominación. En la Cámara, el turno es para el conservatismo, que tiene tres representantes. Sin embargo, se dice que el más opcionado es Alfredo Ape Cuello, uno de los más experimentados congresistas de la colectividad. Finalmente, en las comisiones séptimas, a Cambio Radical le corresponde la presidencia en Senado, la cual está entre Carlos Fernando Motoa y Fabián Castillo; y al Partido de la U en la Cámara. En esta última los candidatos son Faber Muñoz y Norma Hurtado. Eso dicen, por ahora, los acuerdos políticos. Pero tratándose del Congreso, se sabe que cualquier cosa puede pasar y no falta quien quiera atravesarse en una u otra nominación.

871288

2019-07-16T20:00:00-05:00

article

2019-07-16T20:00:01-05:00

amolano_1273

none

El Espectador

Política

Independientes, con el poder del Congreso en la nueva legislatura

65

5524

5589