Íngrid Betancourt reclama solidaridad y memoria para víctimas en Colombia

La exsecuestrada por las Farc reiteró su apoyo a las negociaciones de paz que se llevan a cabo en La Habana.

La excandidata presidencial Íngrid Betancourt, quien estuvo más de seis años secuestrada por las Farc
La excandidata presidencial Íngrid Betancourt, quien estuvo más de seis años secuestrada por las Farc

La excandidata presidencial Íngrid Betancourt, que estuvo más de seis años secuestrada por las Farc, llamó a los colombianos a reconocer y aceptar la verdad del conflicto armado y pidió un compromiso mayor de los ciudadanos con la paz para lograr una reparación integral de las víctimas.

Al participar por vídeo-conferencia desde París en el foro "Proyecto Víctimas", organizado por la revista Semana, Betancourt pidió el compromiso y sensibilización de toda la sociedad civil colombiana como requisito para "liberarse" y alcanzar verdad y justicia.

"El gran reto de los colombianos es lograr una transformación íntima que nos permita lograr una masa crítica de colombianos sintonizados por la paz", valoró Betancourt, quien agregó que "un país que no es capaz de mirar lo que ha sido su historia y aceptar sus culpas no puede madurar".

La excandidata, que fue secuestrada por las Farc en 2002 y rescatada en 2008, reiteró asimismo su apoyo a las negociaciones de paz que desde el pasado mes de noviembre el Gobierno mantiene con el grupo guerrillero en Cuba.

El Estado colombiano ha reconocido la existencia de más de 5,4 millones de víctimas del conflicto armado, 200.000 de ellas en 2012, y del total, 4,7 millones se corresponden a desplazamiento forzado.

Asimismo, existen según el Gobierno, 17.771 personas desaparecidas, 16.123 casos de secuestro, unas 3.000 ejecuciones extrajudiciales, cerca de 500.000 víctimas de violencia sexual y más de 200 defensores de derechos humanos asesinados.

Ante esta situación, la veintena de testimonios del conflicto armado que se presentaron en el acto reconocieron los avances del Gobierno en materia de reparación gracias a la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, pero denunciaron que sigue faltando efectividad institucional para enfrentar las amenazas de quienes se atreven a denunciar.

Carmen Palencia, presidenta de la Asociación Nacional de Víctimas por la Restitución de Tierras alertó que desde que empezó el proceso de reparación en 2004, 80 líderes han sido asesinados y centenares amenazados, un hecho que, a su juicio, sigue sucediendo por la inoperancia de la Fiscalía que no procesa a los victimarios.

En este sentido, la directora de la Unidad de Atención y Reparación a las Víctimas, Paula Gaviria, reconoció que "no todas las víctimas están satisfechas", pero insistió en que se trata de "un gran reto" en el que se busca "recuperar la confianza perdida de las instituciones".

Para finales de 2013, el Gobierno se ha comprometido a compensar a 260.000 víctimas, a pesar de que el conflicto armado sigue activo en muchas regiones de Colombia.

Así lo reiteró Juan Manuel Santos, quien mediante una videoconferencia alegó que el país "está cansado de medio siglo de violencia".

"Para hacer posible la paz tenemos que sanar las heridas y darles tiempo y espacio para que cicatricen y eso solo se logra reconociendo a nuestras víctimas, haciéndolas visibles, dándoles voz y reconstruyendo la memoria para que el dolor de todos estos años no se repita nunca", afirmó.

"No nos abandonen, porque esta soledad se convierte en más dolor", concluyó Teresita Gaviria, líder de "Madres de la Candelaria", un colectivo de familiares de víctimas de desaparición forzada de la ciudad de Medellín, quien se sumó a los llamados de verdad y solidaridad.