Iván Cepeda denuncia supuesta intención del Gobierno de decretar conmoción interior

Noticias destacadas de Política

El senador del Polo Democrático aseguró que “una buena fuente” le advirtió que en la Casa de Nariño se estaría planteando la posibilidad de recurrir a esta figura de estado de excepción para responder a la protesta social y los últimos fallos adversos contra el Gobierno.

La conmoción interior es una de las figuras de estado de excepción que contempla la Constitución en caso de una grave perturbación del orden público o institucional que no pueda ser superada con “el uso de las atribuciones ordinarias de las autoridades de Policía”. Bajo esta figura, el primer mandatario puede asumir poderes que pueden llegar hasta suspender mandatarios regionales, restringir manifestaciones y tomar control de radio y televisión.

Este martes, el senador Iván Cepeda denunció en la plenaria del Senado un supuesto plan desde el Ejecutivo para recurrir a la figura mencionada anteriormente “con el fin de tomar medidas que pueden afectar la independencia judicial, limitar la protesta social e intentar amordazar la oposición política”. A través de una constancia, el senador del Polo cuestionó al primer mandatario si realmente tenía intención de decretar la conmoción interior.

“En Colombia estamos enfrentando un régimen cada vez más autoritario y militarista, en el cual el presidente de la República viene adoptando formas propias de gobiernos dictatoriales, pretendiendo controlar o destruir el poder judicial para garantizar la impunidad de los responsables de crímenes de lesa humanidad, e impedir un ejercicio esencial en la sociedad democrática: la protesta social”, expresó Cepeda en la plenaria de este martes.

El senador aprovechó su intervención en el Legislativo para criticar la actitud con la que ha asumido el Gobierno los distintos fallos en su contra. Cepeda mencionó el supuesto desconocimiento del fallo que suspendió la acción de una brigada militar estadounidense hasta que tuviera el permiso del Senado y la negación a pedir disculpas del ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, por los excesos policiales durante las movilizaciones sociales, tal como lo ordenó la Corte Suprema.

“No solo ha desafiado al poder judicial y al Estado Social de Derecho, sino que pasaron de ser tolerantes a cómplices de los terribles crímenes que se han cometido en el país”, expresó Cepeda, que agregó que la actitud del Gobierno sería un incentivo para que la Fuerza Pública vaya en contra de la ley. Asimismo, aseguró que esta es la razón por la que denunciaron al Estado colombiano ante la Corte Penal Internacional este martes.

Cepeda también le advirtió al primer mandatario que “está equivocado” si piensa que no habrá resistencia civil por parte de la oposición y la ciudadanía ante esta movida que supuestamente estarían planeando en la Casa de Nariño. “Acudiremos a todas las instancias a las que haya lugar y a la movilización pacífica para frenar cualquier intento de formalizar una dictadura a través del estado de excepción y la conmoción interior”, concluyó.

La denuncia de Cepeda en la plenaria tuvo respuesta de la oposición y de los cercanos del Gobierno. El senador de la Alianza Verde José Aulo Polo calificó de “preocupante” la revelación de Iván Cepeda, pero comentó que “era de esperarse”. “No me extrañaría que repitiendo lo viejos modelos haya una declaración de estado de sitio para que se vuelva a regímenes del terror como el de Julio César Turbay que capturó, torturó y hasta mató a trabajadores, mujeres y hombres”, fueron las palabras del congresista Polo.

Este mismo señaló que uno de los grandes logros de la Constitución de 1991 fue acabar con el estado de sitio permanente que por más de 30 años vivió el país. Por eso expresó que no se debía volver al pasado, aunque aseguró: “no tememos a ningún estado de conmoción”.

Aida Avella siguió con la palabra, en la que recordó que su partido, la UP, “fue víctima de la conmoción interior”, recordando la persecución en contra del dicho partido de izquierda por parte de organizaciones paramilitares y agentes del Estado. Luego agregó que declarar el estado de conmoción “sería el peor error de este Gobierno que se dice ser presidido por un hombre joven pero que volvió a las cavernas”. En respuesta a la denuncia, Gustavo Petro invitó a los colombianos a volver a las calles para protestar en contra de las medidas presidenciales.

Lea la respuesta de la Casa de Nariño: Gobierno desmiente que planee declarar conmoción interior.

La respuesta de la bancada de Gobierno fue la de negar los señalamientos de una intención de convocar el estado de conmoción. El primero en negarlo fue Ernesto Macías. A este lo siguió Gabriel Velasco, que aseguró que estos señalamientos “solo están buscando generar caos y sistema”. Luego llamó lobos vestidos de ovejas a los senadores de la oposición y los señaló de difundir discursos antisistema.

Una de las respuestas más duras vino de Carlos Felipe Mejía. “Hay unos congresistas que defendemos la institucionalidad de un estado de derecho, muy por el contrario de los que quieren por las vías de hecho estigmatizar a las instituciones”, expresó el senador del Centro Democrático, que señaló a algunos de la oposición de haber “militado en grupos guerrilleros acostumbrados al crimen”.

Mejía criticó a los “defensores de la constitución” que temen a la conmoción interior, cuando es una figura contemplada por la Carta Magna. “Yo creo que le tienen pánico a que se decrete la conmoción interior porque entonces esas ganas de acabar con este país no se les puede dar. Ojalá el presidente no tenga que recurrir a la conmoción interior, pero si fuere necesario yo creo que lo celebrarían las inmensas mayorías de este país que no marcha y no sale a vandalizar este país”, finalizó el senador.

Comparte en redes: