Glifosato: el primer caso por muerte que admite la CIDH

hace 6 horas

Jesús Santrich pidió perdón por el "quizás, quizás, quizás"

El exjefe guerrillero pidió perdón por el conocido "quizás, quizás, quizás", estribillo de un bolero,con el que le respondió en 2012 a un periodista que le preguntó si las Farc estaban dispuestas a reconocer sus responsabilidades en el conflicto. "Perdón, perdón, mil veces perdón", dijo desde el Congreso de la República.

Jesús Santrich.
Santrich convocó a una rueda de prensa en el Congreso de la República para hacer el pronunciamiento, pedir perdón y reiterar su compromiso para comparecer ante la JEP. Germán Gómez Polo - El Espectador

Ni la opinión pública, ni el país político ni mucho menos las víctimas del conflicto armado olvidan aquel octubre de 2012 cuando el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc le presentaron al mundo el inicio de la fase pública de negociaciones para terminar con el conflicto armado. Ese día, 18 de octubre, en Oslo (Noruega), un periodista le preguntó a Seuxis Paucias Hernández Solarte, conocido como Jesús Santrich, si la guerrilla estaba preparada para pedirles perdón a los colombianos. Santrich, acompañado de Iván Márquez, respondió ante las cámaras con el estribillo de un bolero interpretado, en una de sus versiones más conocidas, por el trío Los Panchos: "Quizás, quizás, quizás".

Le puede interesar: El 'quizás, quizás, quizás' de las Farc

La respuesta no cayó para nada bien al ser considerada como una burla en contra de los ciudadanos y, sobre todo, en contra de las víctimas y quedó plasmada en la memoria de millones de personas. Además, se convirtió, desde ese momento, en una cruz pesada que lleva Santrich a todos lados y que cada tanto le echan en cara. Por eso, este miércoles, desde el Congreso de la República, el exlíder guerrillero pidió perdón por ese hecho en particular y reiteró su compromiso de comparecer ante la justicia transicional para aportar la verdad que conoce sobre la guerra en el país.

"De la manera más sincera, y con profunda convicción, seguro de que los sentimientos encontrados o los malos momentos nunca justifican los errores que uno pueda cometer, quiero pedir más que unas excusas. Deseo pedir una vez más, y de manera inequívoca, perdón por el daño que hubiere causado por aquel comentario que hiciera en octubre de 2012, al ser preguntado intempestivamente por un periodista de si en las Farc estábamos dispuestos a pedir perdón a las víctimas, a lo que, de manera desacertada, respondí con el estribillo de un conocido bolero (...) A las víctimas que se sintieron agraviadas, y a todas las víctimas en general, hoy les digo perdón, perdón, mil veces perdón", señaló el ahora congresista.

En ese mismo sentido, Santrich aseguró que, aunque no fue su voluntad, ofendió a las víctimas y a muchos colombianos que creían en la paz y la reconciliación. "Hoy reitero que nuestro compromiso es insoslayable con la reconciliación total del pueblo de Colombia y lamento que este desafortunado incidente haya sido utilizado para seguir aupando odios, así como eclipsando los esfuerzos de fondo por la superación de la guerra y la satisfacción de los derechos de las víctimas y de las pobrerías de Colombia".

Además, expresó que está dispuesto a cumplir con el compromiso asumido luego de someterse al acuerdo de paz que firmaron las extintas FARC y el gobierno colombiano y contribuir en el Sistema de Justicia, Verdad, Reparación y No Repetición (SJVRNR). "En mi ejercicio parlamentario, aspiro a poner de presente mi participación en los diálogos de La Habana, que, a pesar de dificultades y limitaciones, contribuyeron en alguna medida a satisfacer los anhelos de paz de mis compatriotas", anotó Santrich.

Santrich se posesionó el pasado 11 de junio como representante a la Cámara, en medio de un gran revuelo político e investigaciones que ahora realiza la Corte Suprema de Justicia, luego de que fuese acusado de intentar traficar con 10 toneladas de droga hacía Estados Unidos. El exlíder de las Farc estuvo preso en la cárcel La Picota desde el 9 de abril de 2018, cuando la Fiscalía oficializó su captura. Desde ese entonces, ha sido largo el camino judicial que ha transitado y han sido encontradas todas las versiones, luego de que un juzgado de Estados Unidos lo pidiera en extradición y la Fiscalía General de la Nación, entonces en cabeza de Néstor Humberto Martínez, asegurara tener pruebas "contundentes" de que Santrich cometió delitos luego de la firma de la paz.

El caso ha sido una telenovela. El 15 de mayo pasado, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) ordenó la libertad de Santrich. Dos días después, cuando apenas pasaba las puertas de La Picota para probar nuevamente la libertad, el ahora representante a la Cámara fue recapturado y trasladado al búnker de la Fiscalía, en Bogotá, en un acto que fue calificado por el director del partido FARC, Rodrigo Londoño, como una humillación.

Días después, el 28 de mayo, el Consejo de Estado mantuvo la investidura de Santrich como congresista y, ante esa decisión, el día siguiente la Corte Suprema de Justicia ordenó nuevamente su liberación y reclamó para su haber el juicio del líder de la exguerrilla, que llegó al Congreso de la Republica generando indignación entre sus contradictores.