"José Obdulio es irrelevante"

Luego de lanzar su candidatura a la Cámara por Bogotá, como cabeza de lista de Cambio Radical, Rodrigo Lara explica porqué decidió volver a la política, a pesar de haber perdido su curul en el Senado en las pasadas elecciones.

Rodrigo Lara quiere apostar por fortalecer los debates de control político en la Cámara de Representantes. / Fotos: Gustavo Torrijos - El Espectador

La semana pasada el exsenador Rodrigo Lara lanzó en Bogotá su candidatura a la Cámara de Representantes como cabeza de lista del partido Cambio Radical. El Espectador habló con él sobre el panorama político y las metas de su partido.

¿Por qué decidió volver al Congreso?

Vuelvo por la convicción de que se puede trabajar por el país desde el sector público, por vocación y la pasión del servicio a los colombianos. No es una decisión fácil. En términos de calidad de vida sin duda se está mucho mejor en el sector privado, así me lo recuerdan todos los días mi novia, mis hermanos y mi familia en general. Sin embargo, el sentido de trabajar por Colombia lo lleva a uno a realizar sacrificios personales que siempre se compensarán por el amor inmenso que siento por mi país.

¿Por qué a la Cámara de Representantes y no al Senado como en las pasadas elecciones?

Porque existe un espacio interesante en Bogotá. La ciudad no tiene una adecuada representación en el Congreso y desde ahí se pueden hacer muchas cosas. Por eso es importante llevar personas nuevas que formen una bancada para adelantar ejercicios de control político que permitan recuperar el rumbo perdido. Representar a nueve millones de colombianos es sin duda un honor, además de una ardua tarea.

¿Cuál es el trabajo que va a hacer por la ciudad?

Primero hay que defender los intereses específicos de la ciudad en materia de participaciones y en la redistribución de los impuestos recaudados a nivel nacional. En segundo lugar, es importante realizar una actividad de control político. Se trata de señalar, de mostrar el camino y de hacerle entender a la opinión la importancia de ciertas políticas públicas que hoy creo que no se están tomando en la ciudad.

Según usted, ¿cuál es el principal problema que tiene la ciudad?

En Bogotá, más que errores de la administración de Gustavo Petro, creo que se están dejando de hacer muchas cosas. Por ejemplo, las grandes obras no se están viendo. Por asuntos ideológicos el alcalde no acoge la figura de las APP, que a mi parecer es muy importante para hacer grandes obras que con en el solo presupuesto público no se pueden realizar.

¿Ya empezó en forma su campaña?

Sí. Estamos en proceso de organización de la campaña, será una lista cerrada y esperamos vincular a personas muy representativas. Queremos una lista que represente a la ciudad y lo suficientemente diversa.

¿Quiénes estarán en esa lista cerrada a la Cámara por Bogotá de Cambio Radical?

Estamos llevando a cabo una convocatoria de personas con una excelente hoja de vida. Yo anuncié mi intención la semana pasada y estas dos semanas que vienen consistirán precisamente en la organización de dicha lista.

Es decir, ¿hoy no saben quiénes son?

Estamos en eso…

Ustedes hablan de corrupción en Bogotá. Sin embargo, hoy Cambio Radical tiene concejales que están involucrados en la investigación del carrusel de la contratación. ¿Qué van a hacer en ese caso?

No existe una relación orgánica entre Concejo y Cámara. Sin embargo, en el momento en que se presenten situaciones de personas que involucren actos ilegales, naturalmente saldrán del espectro del partido. Creo que hay que esperar a que se sigan dando las cosas, ahí también hay algo de rumor y de cuento, así que las decisiones se toman en su momento.

Claro, pero a ustedes en campaña los ayudan los electores locales, en este caso ediles y concejales. ¿A usted quién le está colaborando?

Por ahora ninguno.

Cuando usted se lanzó al Senado perdió la curul por muy pocos votos. ¿Qué va a hacer en esta oportunidad para que eso no pase?

El país conoció que el 14 de marzo yo era senador y se dio cuenta como después en el Consejo Nacional Electoral terminaron cometiendo un fraude terrible y me quitaron mi curul con 13 votos que aparecieron de la noche a la mañana en El Carmen de Bolívar. Sencillamente vamos a blindar las mesas para que quienes no ganan las elecciones con el aval de los colombianos, no lo hagan sobornando a funcionarios electorales

¿Cree usted que van a alcanzar el umbral con Cambio Radical?

La llegada de Carlos Fernando Galán a la dirección del partido ha motivado a muchísimos colombianos a volver a creer en este proyecto. Yo estuve marginado los últimos tres años del partido, como creo que también lo hicieron muchos colombianos. Pero la llegada de Carlos Fernando no solamente refresca, sino que proyecta un partido moderno, un partido comprometido con unos principios.

Pero muchos creen que es difícil que puedan alcanzar el mismo número de curules que tienen hoy…

En el Senado están haciendo una labor muy importante, están reclutando gente de diferentes lugares del país, están sacando unas personas con las que Carlos Fernando no comparte la forma de hacer política. En Cámara ese problema nunca se ha planteado, Cambio Radical es fuerte en Bogotá, tiene gran aceptación en la capital y vamos a ofrecer una lista muy atractiva, que represente a los ciudadanos y la diversidad de nuestra ciudad y no que obedezca ciegamente a un caudillo como pretenden otros partidos.

¿Ustedes están con la reelección del presidente Santos?

Ese tema no se ha discutido. En mi caso personal respeto la línea del doctor Vargas Lleras, que es el jefe natural de Cambio Radical, quien hoy tiene un compromiso con la dirección de la Fundación Buen Gobierno.

Es posible que, de salir elegido, se encuentre en la Cámara de Representantes con José Obdulio Gaviria, quien está en la lista del Uribe Centro Democrático. ¿Cómo cree que será ese encuentro?

El señor Gaviria es irrelevante. Para él, la máxima de Gómez Dávila: Léxico vistoso, ideas escuálidas.

¿Qué tan fuerte ve usted la lista en Bogotá del Uribe Centro Democrático?

La lista de Álvaro Uribe, creo, va a oscilar entre los 13 y los 18 senadores, siendo ese un buen resultado. Las listas a Cámara si las veo más bien débiles. Creo que van a tener una muy pequeña representación en la Cámara baja.

Ustedes prometen una renovación política. Sin embargo, su partido ha contado siempre con grandes caciques electorales de las regiones. ¿Los van a sacar?

Esa tarea la está adelantando con mucho cuidado Carlos Fernando. Yo tengo una absoluta confianza en su criterio, no solamente es un amigo, sino que comparto muchas ideas y una historia que nos une. Estoy seguro de que esta lista va a representar de forma adecuada a los colombianos. Él expulsó a Kiko Gómez en su momento y recordemos que terminó siendo, tristemente, el Consejo Nacional Electoral el que revocó su decisión y le terminó entregando el aval al gobernador, saltándose la dirección del partido.

Aunque el aval en su momento también se lo dio el secretario del partido, Antonio Álvarez Lleras. ¿Sigue él jugando el mismo papel dentro de la colectividad?

La dirección la asume hoy Carlos Fernando Galán y la está asumiendo con pulso firme, sin ningún miedo a tomar decisiones que incomoden a sectores políticos. Yo creo que ha dado esas peleas y por eso todos hemos depositado la confianza en él para la dirección del partido. El país va a ver una lista sana y equilibrada en Cambio Radical gracias a su gestión.

Su campaña se lanzó en la calle 94 con novena, en Bogotá, ¿por qué decidió hacerlo ahí?

Porque en ese punto se concentran los males de la ciudad. Los bogotanos pagaron hace cinco años esa obra con el impuesto de valorización y nunca se hizo. ¿Qué necesitan los ciudadanos en ese lugar?: un deprimido y un puente, que hoy facilitarían inmensamente la vida de las personas que circulan de norte a sur y de oriente a occidente. Eso es lo que ocurre cuando en una ciudad no hay un debido control político a lo que hacen las administraciones.

 

‘El error de Petro está en lo que ha dejado de hacer’

 

¿Qué opina de la administración de Gustavo Petro?

Soy muy respetuoso de la decisión democrática de los bogotanos en las urnas. Eligieron a un alcalde de izquierda y, por lo tanto, escogieron un programa de izquierda. Por eso creo que los errores de su administración no provienen de lo que hace, sino de lo que ha dejado de hacer.

Por asuntos estrictamente ideológicos el alcalde no vincula en forma más importante al sector privado para hacer obras. Perfectamente hoy se podría estar renovando el estadio El Campín, el coliseo y toda esa zona gracias a una APP. Se podrían estar haciendo vías con peajes electrónicos que desembotellarían a la ciudad.

De esa forma se podrían estar destinando muchos y cuantiosos recursos públicos a atender a las poblaciones más necesitadas o a hacer puentes y en muchas de las avenidas de Bogotá que hoy se congestionan por los semáforos.

 

El papel de Vargas Lleras

Germán Vargas asistió al lanzamiento de su campaña ¿Qué papel está jugando en la colectividad, el poder en la sombra?

Naturalmente es el gran líder de nuestro movimiento por ser el fundador, sin embargo el director y quien toma las decisiones es Carlos Fernando Galán. A Germán Vargas no se le puede pedir que se desligue del partido cuando vemos en él a un gran dirigente para nuestro país. Él siempre nos va a acompañar y lo hace como fundador y líder natural del partido.


¿Cree que él está pensando en lanzarse a la Presidencia?

El doctor Vargas Lleras ha señalado que si el Presidente decide aspirar a su reelección el no va a lanzar una candidatura. En esa línea se ha mantenido y se mantendrá. Naturalmente si el presidente decidiera no hacerlo él estará listo para ofrecerle una opción de gobierno a los colombianos. Es natural que todo el mundo piense en estar listo en caso de que la premisa inicial no se cumpla. Pero él ha señalado y ha sido enfático en que va a acompañar la reelección del presidente Santos.