Juan Camilo Restrepo cuestiona voluntad de paz del Eln

El jefe negociador de paz para los diálogos con esa guerrilla calificó de ‘deplorable’ el nuevo atentado que perpetró el grupo insurgente contra el oleoducto Transandino, en Nariño

Juan Camilo Restrepo, negociador de paz, fue calificado por el Eln como 'buen novato' tras exigir la liberación de Odín Sánchez / Archivo

Mientras que de La Habana sale humo luego de haberse logrado un nuevo acuerdo de paz entre el gobierno y las Farc, de las conversaciones con el Eln parece que sigue saliendo humo negro. Esta vez, por cuenta del atentado que en las últimas horas perpetró esa guerrilla en contra del oleoducto Transandino, en Nariño, muy cercano a una escuela. Se trataría, pues, de un nuevo gesto que demuestra, según el gobierno, la poca voluntad de paz de esa guerrilla para entablar un diálogo formal de conversaciones para la terminación del conflicto.

Y es que la situación con el Eln no ha sido fácil. Desde que se anunció la instalación de la fase pública de conversaciones con los insurgentes en Quito (Ecuador), se produjeron una serie de hechos que provocaron que el evento arrancara con pie izquierdo, entre otras cosas, por la no liberación del excongresista Odín Sánchez en poder de esa guerrilla. Desde entonces, todo parece marchar con el pie izquierdo. (Lea: Gestores de paz de Eln serán nombrados cuando se instale la mesa: Gobierno).

La posición del jefe negociador del gobierno con el Eln, Juan Camilo Restrepo, refleja el momento por el que atraviesan los frustrados diálogos y el episodio de hoy refuerza la idea de que la mesa de paz en Quito sigue débil. “Este es el tipo de gesto antihumanitario, que además de censurable, no habla claro de quienes dicen querer iniciar un proceso de paz”, dijo Restrepo en un claro rechazo al atentado de los ‘elenos’ en Nariño. Incluso, afirmó que esa es una manera “deplorable” de recibir las noticias que llegaron la noche de este sábado, de La Habana. (Lea: Humo blanco en La Habana: hay nuevo acuerdo de paz).

El gobierno sigue atento, sin embargo, a que se produzca la liberación del excongresista chocoano como una condición inamovible para retomar las conversaciones e instalar la mesa formal de paz. El Eln, por su parte, sigue esperando que el presidente Juan Manuel Santos dé vía libre al nombramiento de los dos gestores de paz con el que, según la guerrilla, se comprometió en un acuerdo firmado el pasado 6 de octubre.
 

Temas relacionados