Juan Manuel Galán le dice no a la consulta popular del Partido Liberal, en noviembre

Aunque confirmó que mantiene su aspiración a la Presidencia de la República, aseguró que no lo hará por el liberalismo.

La historia se repite. Cansado de la maquinaria política en el interior de su colectividad y argumentando una crisis ideológica, el senador del partido Liberal, Juan Manuel Galán, hijo del inmolado Luis Carlos Galán Sarmiento, decidió apartarse de la consulta popular que definirá al candidato único que se presentará en las elecciones presidenciales de 2018. (Lea: Estamos frente a un enorme fraude: Serpa sobre candidatos por firmas)

La decisión del congresista se resume, básicamente, en que los otros precandidatos que aspiran a la nominación no aceptaron su propuesta de una consulta popular en marzo del año entrante, cuando los colombianos sean llamados a las urnas para definir el próximo Congreso de la República. Y por eso, “anuncio, oficialmente, que no participaré en una consulta popular de maquinarias organizada por las directivas del partido Liberal”, dijo Galán.

Y es que la propuesta de sus competidores Humberto de la Calle, Juan Fernando Cristo, Luis Fernando Velasco y Edinson Delgado es la de sí hacer consulta popular abierta, pero no en marzo sino el próximo 19 de noviembre, argumentando la necesidad de llegar fortalecidos a los comicios de mayo. Sin embargo, el encabezar la intención de voto en las encuestas que indagan sobre la elección del candidato de las huestes rojas, no le valió al senador para ceder y someterse a la consulta de noviembre.

¿Qué ocurre? Aunque el senador ha dicho que esperará unos días mientras estudia el camino que le queda para no declinar a su aspiración, todo parece indicar que seguirá el rumbo de su fallecido padre. “Quiero convocarlos a que nos movilicemos para recuperar ese gran liberalismo.  Me he sometido y me someto al juicio de los ciudadanos, de la gente de los colombianos, que anhelan una nueva Colombia, que han creído que es posible un nuevo partido Liberal”, añadió Galán.

Eso significaría que, probablemente, el senador estaría dispuesto a conformar un nuevo partido, como lo hizo Luis Carlos Galán a finales de la década de los 70, cuando anunció su agotamiento por el deterioro de los valores de su partido, la corrupción en las más altas esferas administrativas y el debilitamiento propio de las banderas rojas. “Tomé esta lucha, que ha sido una lucha de principios para construir un nuevo partido Liberal, incluyente, moderno, progresista, comprometido con las causas históricas que nos han identificado a los liberales”, concluyó Galán quien dicho sea de paso, no se presentará a la clausura del VII Congreso Liberal.