Juez china en proceso de Colombia y Nicaragua defendió posición del gobierno de su país

Así lo dio a conocer la exministra Noemí Sanín quien dijo que Xue Hanqin no puede hacer estos pronunciamientos.

La jueza china Xue Hanqin, que de acuerdo con Noemí Sanín y Miguel Ceballos, debió declararse impedida para tomar parte en el fallo de La Haya contra Colombia, olvidando su condición de ser uno de los magistrados de la Corte Internacional de Justicia, terminó pública y abiertamente expresando la posición de la China, durante una conferencia de la Sociedad Asiática de Derecho Internacional celebrada en Nueva Delhi, el pasado 15 de noviembre.

Así lo dio a conocer la excanciller Noemí Sanín Posada en un comunicado de prensa. En su escrito, citó que cuando el profesor Harry Roque, uno de los más grandes internacionalistas del mundo, el primer Asiático admitido para litigar ante la Corte Penal Internacional, catedrático de la Universidad de Filipinas y miembro, junto a la jueza, del consejo ejecutivo de la mencionada asociación, hacía su presentación explicando la ausencia de una manifestación oficial del Gobierno Chino sobre el mencionado litigio, la señora Hanqin, tomó la vocería y durante 20 minutos defendió, como si fuera representante oficial de China, la posición de ese país, olvidando que su rol y su representación era de Juez.

“…Como lo reportó el mismo profesor Roque en su blog, usando casi las mismas palabras que Sanín y Ceballos utilizaron en su artículo de la Revista Semana, de abril de este año: El internacionalista dijo: “La jueza Hanqin era la mujer con mayor rango oficial en China, previamente a su elección en la Corte Internacional de Justicia, sirvió como asesora legal en jefe del Canciller chino, Embajadora ante La Haya y ante el ASEAN (Asociación de países del Sudeste Asiático)”, señaló.

Sanín y Ceballos llevan casi un año intentando que el gobierno colombiano reaccione jurídica, política y diplomáticamente frente a esta actuación.

“La demora en actuar por parte del Gobierno Nacional ha traído que circunstancias de hecho por parte de Nicaragua y un fallo antijurídico contra Colombia dejado al garete le han dado todas las ventajas estratégicas y geopolíticas a Nicaragua para ejercer soberanía sobre un territorio colombiano, que está todavía en litigio puesto que no se han agotado todos los recursos jurídicos que todavía tiene Colombia”, indicó.