Jurisdicción Especial para la Paz, la primera tarea del Congreso en 2017

El Congreso regresará a labores el próximo 16 de enero, atendiendo a las sesiones extras convocadas por el Gobierno Nacional con el fin de que se discutan proyectos relacionados con la implementación del acuerdo de paz.

Archivo

Tras el receso de Fin de Año, el Congreso, convocado a sesiones extras por el Gobierno de Juan Manuel Santos el pasado diciembre, regresará a labores el próximo 16 de enero para discutir los temas más urgentes relacionados con la implementación del acuerdo de paz con las Farc. (Lea: Las claves del nuevo acuerdo de paz con las Farc)

Es así como, luego de la aprobación de la ley de amnistía, lo que sigue en la lista de tareas es la creación de la Jurisdicción Especial para la Paz, que será el mecanismo por el que se juzgarán los delitos de los guerrilleros que estén relacionados directamente con el conflicto armado. (Lea también: Santos explica 20 cambios sobre Jurisdicción Especial para la Paz en nuevo acuerdo)

“Lo primero es crear la jurisdicción especial para la paz, donde se van a juzgar los delitos de lesa humanidad y también se va a determinar quiénes puede ser beneficiarios del indulto. Esto va a durar mes y medio o dos meses”, señaló el senador Armando Benedetti, del partido de la U.

Esto sucederá en el Congreso, al tiempo que se termina la instalación de las zonas veredales transitorias de normalización y la movilización de los miembros de la guerrilla hasta estas para iniciar el proceso de dejación de armas.

De hecho, según informó Blu Radio, ya hay un informe que la Fiscalía entregará a la esta jurisdicción con información sobre las actividades criminales de los miembros de las Farc y detalles de 27.566 procesos que dejaron 34.238 víctimas y por los que deberá responde la guerrilla.

¿Qué es la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP)?

Según determina el acuerdo de paz, la JEP será una jurisdicción especial que tendrá funciones judiciales autónomas sobre asuntos de su competencia, especialmente, en lo relacionado con conductas consideradas graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario o graves violaciones a los derechos humanos.

Es la encargada de juzgar los crímenes de todos los guerrilleros que se acojan. Una vez en funcionamiento, a ella entrarán miembros de las Farc excarcelados en donde las diferentes salas que esta tendrá (como la Sala de Amnistía e Indulto, la Sala de Verdad y reconocimiento de responsabilidad, la Sala de definición de situaciones jurídicas o la Sección de Revisión del Tribunal para la Paz) para que se defina la situación legal y jurídica.

Este esquema juzgará los delitos que hayan sido cometidos en ocasión del conflicto armado y su funcionamiento está previsto por diez años. También tendrá un plazo posterior de cinco años, que podrá ser prorrogado, para que se concluyan actividades jurisdiccionales.

Los magistrados que integrarán el Tribunal de la jurisdicción serán colombianos, no habrá extranjeros, sin embargo, se admite participación de “amicus curiae” (“amigo del tribunal”) con voz, pero sin voto. Este fue uno de las modificaciones que se le hizo al acuerdo por petición de la oposición en la renegociación.

A esta jurisdicción también se podrán acoger agentes del Estados que estén implicados en delitos que se hayan cometido en medio del conflicto armado.

últimas noticias

La corrupción como fractal

"Iván Márquez" no se posesionará como senador