Paro nacional: balance de la primera movilización de 2020

hace 2 horas

La defensa de la FARC al Esmad y la Fuerza Pública en el Congreso

El representante Carlos Carreño, conocido como Sergio Marín, aseguró que la situación de tensión actual es producto de la falta de soluciones por parte del Ejecutivo. “No creo que ningún policía salga diciendo: ‘Hoy voy a matar al primero que se me cruce’”, dijo.

En el Congreso se ha movido el debate alrededor de la modificación de la estructura del Esmad. Gustavo Torrijos - El Espectador

Durante el debate de control político al Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) que se realizó en la plenaria de la Cámara de Representantes el miércoles, un hecho en particular llamó la atención de quienes seguían la sesión: la defensa que el partido FARC hizo de la Policía Nacional, de las Fuerzas Militares y, en específico, de los miembros de esta fuerza, cuya labor ha sido fuertemente criticada por la represión de la protesta social en el  país y por situaciones puntuales, como el homicidio de Dilan Cruz, ocurrido en medio de una marcha en el centro de Bogotá por accionar de un agente del Esmad. 

Fue el representante Carlos Carreño, conocido como Sergio Marín, quien tomó la vocería del partido nacido del Acuerdo de Paz y de la extinción de la antigua guerrilla, y desde el atril habló a favor de los uniformados y lanzó duras críticas a la clase política en el poder, que, a su juicio, es la que agita las aguas y da las órdenes al sentirse incapaz de resolver las demandas sociales de quienes están en las calles.

Le puede interesar: La protección del Esmad

“Aunque hay personas que deben responder por actuaciones (…), tenemos que tratar de encontrar las causas profundas que hacen que un Estado se vea obligado a utilizar la fuerza bruta para reprimir y contener el descontento social. Nosotros no pretendemos sumarnos a esa concepción que analiza únicamente el fenómeno superficialmente”, señaló Carreño, admitiendo que su posición, viniendo de una colectividad producto del Acuerdo de Paz, podía generar sorpresa.


Lea también: Analizar rol del Esmad, uno de los compromisos de Colombia con la OCDE

Para Carreño, la responsabilidad de lo que estaba ocurriendo en el país no era solamente de la Policía o de las Fuerzas Militares: “Incluso, esos escuadrones que se dedican a tratar de contener el descontento social pueden llegar a ser considerados víctimas de un régimen político que los utiliza en la medida de que es incapaz de responderle al pueblo colombianos por sus más profundas necesidades (…) La gente no está protestando contra la Policía ni contra el Ejército Nacional, está protestando por un mejor salario, por empleo, por pensión, por salud, por educación. Los jóvenes están protestando porque no ven la posibilidad en este país de tener un futuro”.

Seguidamente, lanzó críticas al presidente de la República, Iván Duque Márquez, y se refirió a las ocasiones en las que señaló que la molestia ciudadana obedece a antiguos problemas. “Tiene la razón, pero él debió decir eso cuando era candidato, si consideraba que no estaba en capacidad de ayudar a resolverlos. No puede decirnos ahora, siendo presidente y comandante de las Fuerzas Militares y de la Policía, que él no tiene ninguna función en la solución de esos problemas”.

Contexto: ¿Desmontar o no el Esmad?

El representante de la FARC aseguró que la falta de respuesta por parte del Ejecutivo conlleva a que se den las órdenes de represión y se genera un lenguaje que afecta a los agentes de policía que, dijo, los induce a cometer excesos: “Dicen, es que aquí no hay una persona, no hay un ser humano, no hay un colombiano, aquí lo que hay es un terrorista y un vándalo, y cuando combaten terroristas y vándalos, tienen todo el ‘derecho’ a sacarle los ojos con un gas lacrimógeno, o a destrozarle el cráneo, pero seguramente eso no lo piensa él (un policía) cuando sale de su casa (…) No creo que ningún policía salga diciendo: ‘Hoy voy a matar al primero que se me cruce’”.

Según Carreño, lo que ha generado la situación de enfrentamiento entre miembros del Esmad y los manifestantes es que hay quienes han agitado los ánimos desde los micrófonos en lugar de resolver los problemas sociales. “Quienes protestan ya no son una minoría, estamos hablando de una movilización que ha tomado una envergadura que permite afirmar que es inédita en la historia colombiana, no solo por la cantidad de participantes, sino por la duración en el tiempo”.

Si bien, la lógica llevaba a pensar que, desde la FARC, el partido de una exguerrilla que enfrentó desde la ilegalidad a las fuerzas del Estado, se atacaría a las Fuerzas Militares y de Policía desde los micrófonos, Carreño dedicó los 20 minutos de su intervención a defender la individualidad de sus hombres y mujeres e invitó a buscar soluciones para unos problemas que tienen un origen mucho más profundo.

895430

2019-12-12T06:44:51-05:00

article

2019-12-12T06:52:16-05:00

germangp8_76

none

-Redacción Política ([email protected])

Política

La defensa de la FARC al Esmad y la Fuerza Pública en el Congreso

66

5392

5458