La historia detrás del hombre que pidió sacar “a plomo” a Petro y a Maduro del poder

En un video que se viralizó en Facebook, publicado tras el encuentro del Grupo de Lima, en Bogotá, Andrés Felipe Rojas confirmó a este medio que es la persona que se escucha arremetiendo fuertemente contra la izquierda venezolana y colombiana. Aquí su historia.

El lugar donde se expresó Rojas fue en las inmediaciones del Capitolio Nacional. Captura de pantalla

El usuario de Facebook Nikolay Shamaniko publicó un video que despertó comentarios de rechazo y de apoyo. En el material audiovisual, compartido el lunes se ve a un hombre rodeado por unos policías y espectadores que lo escuchan arremeter contra Nicolás Maduro y la izquierda colombiana.

La única forma de sacar al régimen es por la vía de las armas (...) Colombianos y venezolanos tenemos un enemigo en común: la izquierda binacional. Petro y Maduro son la misma m* y aquí hay que sacarlos a plomo”, fueron algunas de las declaraciones más fuertes.

En un principio, se señalaba a Luis Carlos León Vargas, integrante de la Dirección Nacional Conservadora, como el protagonista del video. "Empecé a recibir notificaciones a mi cuenta de Facebook con amenazas, por lo cual revisé el link para ver de donde provenían y me di cuenta de que estaba siendo acusado por algo que no hice”, comentó León Vargas. Sin embargo, El Espectador, gracias a unos comentarios, confirmó que quien aparece en dicha publicación es Andrés Felipe Rojas.

Le puede interesar: Matador vs. Manguito, del Twitter a los tribunales.

Rojas, político colombiano, quien aspiró al Senado por firmas en 2014, contó a este medio que, en el marco de la reunión del Grupo de Lima, en Bogotá, tuvo la oportunidad de verse con un funcionario que trabaja junto al autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

Tras escuchar algunas declaraciones de los cancilleres de los países integrantes del organismo multilateral fue que salió a invitar a la gente que lo escuchó, muchos venezolanos, a alzarse en las armas para sacar a Maduro del poder. “Yo salgo frustrado, dolido, preocupado, con mucha impotencia (...) no amenacé directamente a nadie, solamente creo que Maduro y (Gustavo) Petro son la misma vaina, unos demagogos y mentirosos”, fue su respuesta a si se arrepentía de lo dicho.

Añadió que: “uno dice muchas cosas y yo creo que expresé el pensamiento de millones de colombianos, venezolanos, nicaragüenses, cubanos y personas que hemos sido víctimas de la crueldad de estos gobiernos y movimientos de izquierda”.

Y es que cuando se refiere a víctima se alude él mismo. De acuerdo con Rojas, cuando vivió durante nueve años en Venezuela, fue un perseguido político por el Gobierno, especialmente cuando Nicolás Maduro llegó al poder en 2013.

Fui perseguido político por el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional), me secuestraron sin orden judicial, maltrataron a las personas con las que estaba en ese momento, estuve retenido en Maracaibo 17 días, sin comer, sin beber, me aplicaban choques eléctricos, me inducían a convulsiones, me golpearon”, narró Rojas.

Su retención la explica en cuanto a que él junto a otros colombianos y extranjeros se conformaron en una organización para exigirle al gobierno del entonces presidente Hugo Chávez para que legalizaran cuestiones como sus títulos de propiedad y estudios. Además de esto comenzaron a mostrar una gran resistencia y oposición al socialismo. “Hicimos proselitismo político en contra del régimen”, comentó.

En mayo de 2018, Rojas regresó al país gracias a la ayuda que tuvo su familia por parte de la Cancillería. El gobierno venezolano le quitó su dinero y propiedades. Desde que volvió no ha conseguido un trabajo estable, pero se encuentra haciendo activismo por la situación de Venezuela.

“Viví en Venezuela muchos años, estudié allá, tuve mi propio negocio, hice grandes amigos. Antes del socialismos del siglo XXI fue un país muy lindo, con una economía muy estable, tranquilo para vivir. Ahora ver cómo los hijos de esos amigos han muertos llena de rabia, coraje e impotencia. Por eso aquí estoy luchando siendo promotor del cambio en el país vecino”, dijo, aludiéndose, también, a toda la suma de sentimientos que se acumularon en él para protagonizar el polémico video.

Según él, Colombia es un país libre en el que se puede manifestar cualquier postura. “Creo que no es delito pensar, así me llamen nacionalista. Hay gente que defiende a Timochenko que es un criminal. Y tampoco aquí estamos en una dictadura”, opinió.

No obstante, sus comentarios de este lunes le acarreará una denuncia ante la Fiscalía por parte del senador Gustavo Petro. "¿Qué dicen los medios nacionales e internacionales de esta amenaza a toda la izquierda colombiana y a mí persona, hecha en la Plaza de Bolívar, en Bogotá, junto a Policía encapuchada que no lo capturó en flagrancia?, escribió el excandidato presidencial en su cuenta de Twitter. La representante de los Decentes, María José Pizarro, también se manifestó sobre el mensaje del video: "Esta es una amenaza generalizada contra todos los parlamentarios alternativos que acompañamos a Gustavo Petro en su campaña".

Aunque lo que se escucha es un amenaza a la integridad física de Petro, Rojas insiste que el tema del vídeo “no es para tanto”, que fue algo del momento que se viralizó. Igualmente, reiteró que sí apoya una intervención militar en Venezuela. “Ojalá no sea EE. UU. el que lo haga, sino los países vecinos que tienen la responsabilidad porque fueron los que dejaron crecer a se monstruo”.

842326

2019-02-28T06:06:17-05:00

article

2019-02-28T12:39:56-05:00

nataliatamayogaviria_1236

none

Natalia Tamayo Gaviria - @nataliatg13

Política

La historia detrás del hombre que pidió sacar “a plomo” a Petro y a Maduro del poder

90

6238

6328

 

últimas noticias