La hora de la oposición: ¿cómo se organizarán las fuerzas alternativas?

La próxima semana está previsto un encuentro entre los senadores Jorge Robledo y Gustavo Petro, dos de las figuras más visibles de la bancada alternativa en el Congreso de la República. Lo que salga de esa reunión podría ser la hoja de ruta de la oposición frente al gobierno de Duque.

El senador Gustavo Petro junto al representante Germán Navas, de espaldas, y la exsenadora Claudia López el pasado 20 de julio.Gustavo Torrijos - El Espectador

El Congreso que se instaló el pasado 20 de julio tiene tanto de histórico como de atípico. Por un lado, es dueño de una pluralidad muy poco vista antes, con una bancada de oposición que aumentó luego del pasado 11 de marzo, en las elecciones legislativas, con el regreso de la Unión Patriótica, el aumento de curules para la Alianza Verde, la presencia de los congresistas del partido FARC y la llegada de el excandidato presidencial Gustavo Petro, que arribó al Legislativo como efecto de la reforma de equilibrio de poderes y el recién inaugurado Estatuto de Oposición. Por el otro, un trepidante comienzo de legislatura copa la agenda política: el llamado a indagatoria por parte de la Corte Suprema de Justicia a Álvaro Uribe Vélez, no solo el senador más votado de la historia, sino la cabeza de la bancada que tiene sobre sus espaldas el éxito de las reformas que quiere promover el electo presidente, Iván Duque Márquez.

De ese mismo resorte convulsionado hace parte la dilación en la conformación de las comisiones constitucionales y legales, que solo ayer —una semana después de la primera plenaria— se pudo realizar, entre gritos y peleas de las bancadas que intentaban asegurar su representación en cada una de ellas. En conjunto, las particularidades del nuevo Congreso se podrían ver como una oportunidad única para que la oposición resulte fortalecida frente a las bancadas que se declararán a favor del gobierno de Iván Duque, que, por más numerosa que hoy resulte la presencia de partidos alternativos, siguen siendo mayoría.

Le puede interesar: Petro pide al Congreso evaluar cuál será su rol como perdedor en las elecciones

El viernes pasado se tenía prevista una reunión entre el senador Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático, y el senador Gustavo Petro, líder de la Lista de la Decencia, en las que se tratarían detalles sobre la oposición al gobierno de Duque, el apoyo al senador Iván Cepeda en todo el proceso judicial que involucra al senador Uribe y lo aprendido de las pasadas elecciones a la Presidencia. El encuentro no fue posible por un imprevisto familiar que se le presentó a Petro, sin embargo, su realización quedó pospuesta para la próxima semana, pues también se está a la espera de que Álvaro Argote, presidente del Polo Democrático, regrese al país y participe de la reunión. La idea es que el asunto no quede como un té personal entre Robledo y Petro, sino como un encuentro institucional entre ambas colectividades.

Para Hollman Morris, uno de los personajes más cercanos al exalcalde de Bogotá, y quien iba a participar en la reunión del pasado viernes, una de las lecciones de las presidenciales fue la unidad. “Con la unidad logramos ocho millones de votos, que, históricamente, le confirieron a un candidato alternativo una opción real de llegar a la Presidencia”, comenta Morris, quien, junto a otros miembros de la bancada alternativa, ha hecho parte de la ambientación para que Robledo y Petro se sienten a hablar.

En esa misma línea opinó la senadora Aída Avella, de la Lista de la Decencia, para quien es imperativo que Robledo y Petro se pongan de acuerdo en puntos centrales y puedan servir como faro a una oposición llena de personajes notables. “Los decentes queremos que la unidad se conserve. Las bancadas tenemos la mejor disposición y habrá temas que nos enfrenten, pero los votos de Petro y de Robledo obligan a que, así haya diferencias, se pongan de acuerdo en lo fundamental para sacar adelante proyectos que tienen que ver con el tema económico, como la pensión universal, o los derechos humanos”, afirmó la congresista.

Lea también: Así quedó la Comisión Primera del Senado

Aunque, a ciencia cierta, la unidad no sería completa ni funcionaría como una coalición de oposición. Una voz en el Polo Democrático señaló que la figura del jefe de la oposición no existe y que se trata de proyectos políticos diferentes que, con seguridad, se juntarán en diversos momentos. “Se van a intercambiar posiciones. Si se está en la oposición, es obvio que haya una conversación, ver qué cosas se pueden coordinar, porque hay una nueva realidad y tenemos que responder a ella. En la práctica, ya se han materializado varias acciones políticas, como el apoyo a Antanas Mockus a la Presidencia del Senado, o el apoyo a Angélica Lozano a la segunda Vicepresidencia de la corporación”, comentó.

Iván Marulanda, senador y vocero de la Alianza Verde, colectividad que también se declaró en oposición, también es partidario de que cada partido actúe bajo su propia vocería, lo que no impedirá que haya acuerdos y se armonices acciones políticas en el Congreso junto a las demás fuerzas de la oposición. “El partido actuará de forma independiente, con sus propias responsabilidades y con un tono constructivo y democrático”, dijo Marulanda. Lo que no se puede desconocer es el liderazgo que representan tanto Robledo como Petro para los congresistas alternativos; por lo tanto, lo que salga de su encuentro podrá funcionar como la ruta a seguir de la bancada que se enfrentará políticamente a las mayorías que parece tener el gobierno entrante.

803506

2018-07-31T21:00:00-05:00

article

2018-08-01T05:24:50-05:00

germangp8_76

none

Germán Gómez Polo - Twitter: @TresEnMil

Política

La hora de la oposición: ¿cómo se organizarán las fuerzas alternativas?

75

5727

5802