"La JEP repara a la primera víctima del conflicto, la verdad”: Imelda Daza

La excandidata vicepresidencial y representante de Voces de Paz y Reconciliación en la Cámara reiteró que la Jurisdicción Especial para la Paz no es solo para los excombatientes de las Farc, sino también para empresarios, paramilitares, miembros de la Fuerza Pública y demás actores involucrados en el conflicto.

Imelda Daza. / Archivo El Espectador

El viernes pasado se escribió un capítulo histórico en la implementación del Acuerdo firmado entre el Gobierno y la antigua guerrilla Farc, y en la transición de Colombia hacia el fin del conflicto armado que ha azotado el país durante más de 50 años.

Durante la primera audiencia de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), los entonces comandantes insurgentes le dieron la cara, finalmente, a la justicia transicional, cuyo principal objetivo es llegar a la verdad de los hechos ocurridos en la guerra y reparar con ella a las víctimas.

Imelda Daza, quien tuvo que dejar el país en 1988 presionada por las constantes amenazas recibidas debido a pertenecer al partido Unión Patriótica, y quien hoy, 30 años después de su exilio, es representante de Voces de Paz y Reconciliación en la Cámara, busca conocer la verdad detrás del exterminio de su colectividad política.

Le puede interesar: FARC pide perdón a las víctimas tras primera diligencia en la JEP

En este sentido, la JEP representa para ella un mecanismo que “privilegia la reconciliación al castigo severo de condenar a la cárcel eterna, poniendo a las víctimas como el centro del Acuerdo de Paz”, como lo dijo en entrevista en W Radio. Por esta razón, manifestó su deseo que “todos los que cometieron delitos en el marco del conflicto armado, entre ellos las Farc, pero también los funcionarios públicos, militares o exmilitares, paramilitares, empresarios y todos los que de una u otra manera se vieron involucrados en el conflicto se presenten ante el tribunal”.

Sin embargo, también manifestó su temor frente al nuevo gobierno, que, en cabeza del presidente electo, Iván Duque, tendrá en sus manos el futuro de la implementación de la paz a partir del próximo 7 de agosto. “El nuevo presidente, miembro del Centro Democrático, genera dificultades adicionales, porque su partido ha dicho y probado que no está de acuerdo con lo convenido en La Habana y pretende hacerle modificaciones sustanciales. Eso enrarece el ambiente en la JEP, genera temores y se siente que no hay garantías suficientes”, expresó.

Lea también: Imelda Daza considera volver al exilio ante ola de violencia contra líderes sociales

Aun así, dijo, confiará “en que se irán salvando esos temores y tendremos que creerle al nuevo mandatario cuando dice que él no está en contra de la paz. Ojalá en sus hechos lo demuestre”. Aseguró que, para ella, lo que pretenden los opositores al Acuerdo es que “los únicos que se acojan a la JEP sean los excombatientes insurgentes, pero la Justicia Especial fue diseñada para todos. Y las víctimas lo que queremos es la verdad, saber que realmente pasó”.

Daza resaltó, además, la comparecencia de los exintegrantes del Secretariado y del Estado Mayor de las Farc el pasado viernes, como ‘Rodrigo Londoño’, ‘Carlos Antonio Lozada’, ‘Pablo Catatumbo’ y ‘Jesús Santrich’, este último a través de una videoconferencia. Los demás excomandantes, entre ellos ‘Iván Márquez’, se hicieron representar por sus abogados.

“Es muy importante lo que está ocurriendo, por lo que es esencial explicarle al pueblo colombiano, a la gente del común, todo este tema. No se puede simplemente cerrar el capítulo de la guerra, dejar las armas de parte de todos los actores, sino reparar a la primera víctima del conflicto, la verdad”, concluyó.