La lucha de Óscar Iván Zuluaga contra las cuentas que lo parodian en Twitter

El exdirector del Centro Democrático solicitó a Twitter suspender una popular cuenta que parodiaba sus postulados. Sin embargo, más demoró la red social en atender la petición que la gente en crear una nueva.

La nueva cuenta que parodia a Óscar Iván Zuluaga.

Desde la aparición de las redes sociales y la presencia de los políticos en ellas, estos últimos han probado de manera más intensa la libertad de expresión, una de las llamadas bases de la democracia. A la cara ahora no sólo le hablan los columnistas de los grandes periódicos, sino cualquier persona que tenga una cuenta en Twitter y que tenga tiempo para escribir un par de trinos.

Incluso, dentro del gran mundo del humor que se mueve a través de estas plataformas digitales, también pululan las cuentas que parodian los pensamientos de los políticos de turno o las que crean noticias mentirosas que terminan por parecerse y retratar mejor la realidad, como si estuvieran seguros de que esta supera a la ficción.

Muchos personajes de la vida pública nacional se aguantan las bromas, otros consideran que las parodias a su propio nombre dañan su honra y su imagen. Tal es el caso del excandidato uribista Óscar Iván Zuluaga, quien, en una carta, le pidió a Twitter Latinoamérica el pasado 8 de enero que suspendiera de manera permanente una cuenta que lo imitaba con humor tras considerar que suplantaba su identidad “con la clara intención de confundir y engañar a los usuarios” y porque le estaba generando un grave perjuicio personal a él y a otras personas públicas del país.

La cuenta, que acumulaba varios miles de seguidores, asemejaba la identidad digital de Zuluaga en Twitter con un usuario parecido al de él (@olzuiuaga), acompañado de su foto, no obstante, en la descripción advertía con claridad que se trataba de una cuenta “fake” que parodiaba la forma de pensar del excandidato. Según Zuluaga, en principio, con este elemento de aviso la cuenta parecía no violar las políticas de usurpación de la red social, pero sí señala que “al revisar los contenidos de sus tuits se puede evidenciar que no publica mensajes humor político o sátiras en mi nombre, sino que publica expresiones ofensivas e informaciones falsas sin fundamento, que pueden distorsionar el concepto público que se tiene de las personas”.

Twitter le respondió rápidamente y el mismo candidato aseguró que las directivas de la red social habían suspendido la cuenta parodia. “Celebro y defiendo la libertad de expresión, pero sin quebrantar los derechos de los demás”, publicó Zuluaga en su perfil. De hecho, esta no era la primera vez que el exdirector del Centro Democrático le solicitaba a Twitter la suspensión de la cuenta “fake”. El 11 de noviembre de 2017, Zuluaga también pidió la eliminación del perfil luego de que desde allí se hiciera una crítica al senador José Obdulio Gaviria y este último la respondiera como si se tratara del verdadero Óscar Iván. (Vea el trino de Óscar Iván Zuluaga solicitando la suspensión de la cuenta el pasado 11 de noviembre)

Y puede que Zuluaga tenga razón, pues hasta políticos como Francisco Santos han terminado creyendo publicaciones del portal Actualidad Panamericana y comentando con indignación. Incluso, el mismo Óscar Iván ha caído en medio de la confusión y la cantidad de información que circula y terminó, una vez, publicando una caricatura del Matador que había sido modificada. Entonces, con mucha seguridad el usuario promedio desprevenido, así como retuitea (re publica) una noticia falsa, terminará por creer que se trata de una opinión genuina de Zuluaga.

Pero, más demoró la respuesta de Twitter que la gente en crear otro perfil para parodiar al político uribista. Esta vez es @oivanzuluaga, y puso en la descripción “Cuenta FAKE/PARODIA y conciencia del mejor Ministro de Hacienda. Anteriormente @olzuiuaga, suspendida por exceso de libertad de expresión”. Al tiempo creó el hashtag #JeSuisOscarIvancho, imitando las constantes movilizaciones digitales, como #JeSuisCharlieHebdo o #. Sin embargo, no ha habido un pronunciamiento del verdadero Zuluaga sobre la nueva cuenta ni sobre una tendencia que, al parecer, no lo dejará en paz.

Con esto también se han visto afectados otros personajes, como el expresidente Álvaro Uribe Vélez, que tiene una cuenta que lo parodia y que ya reúne a más de 22.000 seguidores, que, incluso, se pronunció sobre el reciente episodio de Zuluaga como si se tratara del mismo expresidente: “Rechazamos todas las imitaciones no autorizadas de miembros del CD en cualquier medio. Solo permitiremos imitaciones agradables, como las de Vargas Vil”.

En su más reciente columna en El Espectador, la columnista Catalina Uribe puso el asunto en debate al señalar que el “afán por encontrar identidades verdaderas es un problema tan nuevo como viejo. Hablar de la identidad, antes y después de las redes sociales, implica entender que nunca hemos sido dueños de la nuestra”. Además, se refirió al caso de Óscar Iván Zuluaga y escribió: “Puede ser que la cuenta de Óscar Iván no sea la del político, pero seguramente está diciendo algo de verdad sobre su identidad. Una identidad que se compone no sólo de cómo nos vemos a nosotros, sino de cómo nos ven los demás”.