La nueva arremetida de Pastrana contra el presidente Duque

Noticias destacadas de Política

En su discurso virtual ante la Convención Nacional Conservadora, el exmandatario cuestionó que el Gobierno no haya sido capaz de afrontar el desafío de la multiplicación del negocio de la droga. También lo señala de haber negociado sus principios y objetivos a cambio de gobernabilidad.

De la intervención ayer del expresidente Andrés Pastrana en la Convención Nacional del Partido Conservador era de esperar sus pullas al expresidente Juan Manuel Santos, al proceso de paz der la Habana con las hoy desmovilizadas Farc y a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Al fin y al cabo, esa ha sido una línea que ha mantenido desde que en el proceso electoral de 2018 hizo alianza con el también expresidente Álvaro Uribe. Pero lo que si nadie esperaba era que arremetiera con tanta dureza en contra del gobierno del presidente Iván Duque, que reclamara su lugar como ficha clave en la coalición que lo llevó al poder hace dos años y que se fuera lanza en ristre contra la misma colectividad, precisamente por los apoyos brindados en el reciente pasado con Santos.

“La multiplicación por cinco del negocio de la droga es un inaudito desafío no respondido por el Gobierno. Es un reto a quienes lo elegimos en una coalición de principios y objetivos, que se han negociado con socios de última hora, a cambio de lo que se ha dado por llamar -ya eufemísticamente- gobernabilidad. No podemos, como conservadores, dejar que se olviden Familias en Acción, Empleo en Acción y Jóvenes en Acción como armas sociales para enfrentar al narcotráfico y la subversión. Como tampoco podemos olvidar que el Plan Colombia, con tres gobernantes consecutivos, estuvo a punto de erradicar de plano la totalidad de los cultivos de coca. La curva estadística no miente”, expresó el exmandatario en su discurso virtual.

Palabras que bien puede ser interpretadas como un cuestionamiento a la llegada de Cambio Radical al gobierno Duque, con el ministro de Salud, lo que ha significado un alineamiento de esa colectividad a su favor en el Congreso. Por otra parte, para Pastrana es claro que lo sucedido en el plebiscito por la paz, que ganó el ‘No’ y que, en su concepto, implicó el desconocimiento de la voluntad popular con una posterior ratificación “falsa” en el Legislativo, fue lo que terminó catapultando a Duque a la primera magistratura del Estado, pero “la palabra empeñada con el electorado y el país era otra. Para cumplirla no se requieren plebiscitos ni voraces pactos burocráticos para que dejen gobernar. Para ello basta con gobernar”. Todo ello, dijo, con “el triste concurso del Partido Conservador como cómplice de las tropelías antidemocráticas”.

Lea también: Pastrana pide a la JEP excluir a líderes de FARC que no hayan aportado “toda la verdad”

En efecto, los azules no se salvaron de los dardos del exmandatario: “Me duele, debo confesarlo, que nuestro partido no sólo se haya alineado con los enemigos del orden y las instituciones sino que en ese equivocado y peligroso camino haya bajado la guardia frente al poder criminal y corruptor del narcotráfico. La complicidad del Partido Conservador en el desmonte del Plan Colombia y la consecuente legalización, por omisión, del narcotráfico son una vergüenza histórica y un desafío al país decente que tanta sangre derramó enfrentando el desafío de una delincuencia corruptora que llegó a comprarse un presidente de Colombia”, agregó.

Posteriormente, en otra dura crítica al actual gobierno por el manejo económico en plena pandemia, Pastrana recuerda la salvación que en mandato le hizo a la economía, cuando estaba a punto de la debacle, al tenderle la mano a los bancos con la creación del impuesto del 2 por mil, que inicialmente estaba pensando para ser temporal y que las posteriores administraciones volvieron permanente. “Esos bancos, que hoy están en deuda con los colombianos que les echaron el flotador, reportan en el último trimestre utilidades superiores al cien por ciento. Esto no es justo, dirán con razón de sobra quienes sufren las consecuencias de esta pandemia. Pero el Gobierno responde prometiendo más impuestos, sin exigir a los banqueros una pronta respuesta, efectiva y humana”, enfatizó.

Al final, Pastrana apeló al anhelo que desde hace rato han expresado muchos en las huestes conservadores: aspirar en serio al poder. Proponiendo de paso una reforma afondo de los estatutos del partido para retomar sus raíces populares, lejos de las maquinarias. “En este empeño conservador debemos ser francos y prácticos si queremos volver a aspirar al poder con un lenguaje convincente, con gente nueva sin tacha, para atraer a las personas valiosas que hoy se marginan de la colectividad y la política. Tenemos las ideas, tenemos la voluntad y tenemos la gente a la espera de ser convocada. Debemos recoger de nuevo a quienes se han dispersado en otras toldas y se encuentran profundamente desilusionados de la política. Es nuestra misión como partido rescatar la ilusión y transmitirla con emoción. Tenemos que demostrar nuevamente a Colombia que, cuando gobernamos, cumplimos”, concluyó.

Lea también: Pastrana arrecia contra Duque y critica nominación de Margarita Cabello

Lo que queda claro es que cada vez más el expresidente Andrés Pastrana marca distancia del gobierno Duque. Ya a lo largo de este año ha sido protagonista de otros episodios en los que contraria a la Casa de Nariño, como cuando se nombró a Mónica de Greiff como embajadora en Kenia. “El presidente Iván Duque nombra embajadora en la tierra de los elefantes a quien le abrió la puerta al elefante”, escribió en Twitter, recordando que la ahora diplomática trabajó en la campaña de Ernesto Samper, sin duda, su más grande rival político, quien le ganó la Presidencia en 1994 y después se vio involucrado en el llamado Proceso 8.000.

También criticó al primer mandatario cuando ternó a Margarita Cabello para la Procuraduría: “Señor presidente Iván Duque, entregarse a los Char es un error histórico en contravía del mandato que le dieron las urnas”, trinó. Y ni qué decir cuando se conocieron los perfilamientos que desde la oficina de comunicaciones de la Presidencia se venían haciendo a varias figuras de la política nacional e influenciadores, en cuya lista apareció su nombre. “Perfilar a un socio de la coalición que lo llevó a la Presidencia es una insensatez y un insulto, señor presidente Iván Duque. Particularmente cuando éste siempre ha sido franco en cuanto a lo que piensa y lo que sabe”.

Comparte en redes: