La polémica frente a la reforma pensional de Duque y su respaldo a la Mintrabajo

Noticias destacadas de Política

El presidente y Alicia Arango, ministra de Trabajo, insisten en que el proyecto no es una reforma sino una transformación a la estructura del sistema de vejez, argumento criticado por la ciudadanía. El jefe de Estado, además, repitió que hay sectores que quieren “alimentar odios” frente a la propuesta.

No han sido pocas las críticas que desde hace días le llueven al Gobierno por la anunciada propuesta para transformar el sistema pensional. Primero, por las declaraciones de Alicia Arango, ministra de Trabajo (que estará en el cargo hasta el 15 de febrero), en las que, haciendo alusión a la contratación por horas, puso como ejemplo a un ingeniero de sistemas y dijo que se puede contratar dos horas porque “no lo necesitas todo el día en tu oficina”. Y segundo por la insistencia del presidente Iván Duque en que esta no es una reforma sino un cambio estructural para garantizar mayor protección en la vejez. 

(Para contexto: Duque, ¿un gobierno de eufemismos?)

Lo dijo, por ejemplo, en una entrevista con el diario La República: “Es un mecanismo de protección a la vejez que lo quieren llamar reforma pensional (...) la discusión no es cuál es el título sino cómo corregimos las desigualdades en el país”, explicó. Y lo reiteró este miércoles en conversación con RCN Radio. En diálogo con la emisora expresó que es un “tema estructural” que se debe tramitar de cara al país, con el acompañamiento de empresarios, trabajadores y el Congreso. “No es algo coyuntural. La informalidad sigue siendo del orden del 47 %, quiere decir que las personas trabajan en el rebusque, consiguen un trabajo por horas pero siguen sin ningún tipo de vinculación social”, afirmó. 

En sus declaraciones ha separado los términos, negando el carácter reformista de la idea. “¿Esto no es una reforma pensional? No, es de protección a la vejez porque no estamos discutiendo si es edad o si es aporte, sino cómo vamos a tener realmente equidad para proteger a la población que está envejeciendo”, aseguró a La República. El argumento de la ministra de Trabajo para acompañar esta postura es que, según dijo en Caracol Noticias, el sistema pensional tiene “solamente tres millones y las personas que trabajan son 23 (millones)”. En ese marco, el primer mandatario aseveró que quiere que se “quiten las presiones a corto plazo”, para resolver dicho problema de fondo. 

(“Colombia tiene que cambiar su forma de contratar”: mintrabajo)

En ese torbellino de declaraciones a los medios de comunicación, Duque volvió a la idea de que las críticas, sean hechas a la propuesta de su gobierno o dirigidas a las palabras de Alicia Arango, son producto del “odio”. Dijo concretamente que “ha habido un deseo de algunos sectores de generar polémica, confusión y alimentar odios. Quiero que hablemos con la mano en el corazón sobre los desafíos que tenemos como sociedad”.

En esa misma línea salió en defensa de la ministra Arango pues el caso de los ingenieros “era un ejemplo”. “No lo hizo para desmeritar una profesión en específico”. “Ella lo que estaba realmente planteando es el reto que tenemos en Colombia, que es plantear empleos formales. Esa es la filosofía que hay detrás de esto. Quitemos las presiones de corto plazo y resolvamos un problema estructural”.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.