La pulla de Vargas Lleras a Fajardo por Hidroituango

El exvicepresidente cuestionó la decisión de aprobar el plan de aceleración en 2015, tres días antes de que terminara el período de los entonces gobernador de Antioquia y del alcalde de Medellín, quienes hacían parte de la junta de EPM.

El exvicepresidente y excandidato presidencial, Germán Vargas Lleras. Archivo El Espectador

“Han pasado ya nueve meses desde que se presentó la primera emergencia con el colapso del tercer túnel de desvío, que se construyó sin licencia ambiental, y esta es la hora en que tampoco se conoce ninguna respuesta sobre sus causas ni sobre el porqué de las decisiones, en particular el plan de aceleración, aprobado en junta virtual tres días antes de que terminara el periodo del gobernador y el alcalde de la época. Se sabe que este túnel no era parte del diseño original y que tanto los asesores internacionales como la interventoría y la propia empresa Hidroituango se opusieron. ¿Por qué EPM fue adelante en solitario con esta decisión?”.

El interrogante lo planteó el exvicepresidente y excandidato presidencial Germán Vargas Lleras en su columna de este domingo publicada en el periódico El Tiempo. Aunque no da nombres propios, los destinatarios de este se conocen perfectamente: el gobernador era Sergio Fajardo y el alcalde, Aníbal Gaviria. En efecto, el mencionado plan de aceleración del proyecto se firmó el 28 de diciembre de 2015, tres días antes de que los dos dejaran sus cargos.   

Vargas Lleras deja sobre el tapete otros interrogantes: “¿Por qué fueron despedidos el director del proyecto y los responsables técnicos y ambientales? ¿Se evaluaron suficientemente los riesgos en que se incurría? ¿Se pactaron, como se ha mencionado, primas de éxito, ilegales para el caso de inversiones con recursos públicos? ¿Por qué la actual administración de EPM, incluido el alcalde, que heredaron buena parte de esta problemática, nada dicen? Son todas preguntas cuyas respuestas los colombianos tenemos derecho a conocer”.

E incluso, en este sentido, se atreve a plantear la necesidad der que se asuman responsabilidades por la crisis que vive actualmente el proyecto de Hidroituango y que, en su concepto, todavía les debe a los colombianos muchas respuestas. “De comprobarse estas afirmaciones, graves responsabilidades podrían derivarse para las empresas diseñadoras y constructoras, así como para las directivas que en su momento autorizaron esos diseños y trabajos, comenzando por la junta directiva de EPM, al igual que su gerente, Juan Esteban Calle, quien al terminar el cuatrienio pasó a dirigir Cementos Argos”.

Hay que señalar que hace algunos días, al ser cuestionado sobre su responsabilidad frente a la crisis de Hidroituango, y concretamente en lo del contrato de aceleración de 2015 y la responsabilidad de la junta directiva, de la que él como gobernador de Antioquia hacía parte, Fajardo explicó “la junta tiene que hacer lo que le corresponde respecto al contrato”, señalando que EPM tenía “todo el desarrollo del proyecto y los directivos hacen el acompañamiento”. Indicó, además, que “EPM empezó a hacer el plan de aceleración y que todas las decisiones técnicas le corresponden a esa empresa”. “La Gobernación y la Alcaldía de Medellín acordaron que EPM iba a hacer todo el proyecto (…) básicamente ellos tiene que construir, operar, mantener y ser dueños del proyecto, y luego lo transfieren”, enfatizó.

 

840425

2019-02-18T15:59:38-05:00

article

2019-02-18T18:28:29-05:00

hgarcia_91

none

Redacción Politíca

Política

La pulla de Vargas Lleras a Fajardo por Hidroituango

52

3297

3349