La “última jugadita” de Ernesto Macías como presidente del Congreso: sabotear a la oposición

El senador del Centro Democrático preparaba un plan para evitar que los sectores de oposición ejercieran su derecho a réplica, el cual quedó en evidencia porque se le quedó el micrófono prendido mientras explicaba los detalles de su estrategia. Ocurrió durante la instalación del Congreso para el periodo 2019-2020.

Ernesto Macías, presidente saliente del Congreso, no se dio cuenta de que dejó el micrófono prendido mientras revelaba su plan contra la oposición. Óscar Pérez - El Espectador

Fiel a su estilo, el hasta hoy presidente del Congreso, Ernesto Macías, demostró la utilización de artimañas para sabotear a la oposición. Sin percatarse de que su micrófono quedó abierto luego de su intervención, durante la instalación del Congreso que dio inicio a la legislatura 2019-2020, Macías reveló su plan para torpedear la réplica que la oposición le iba a hacer al discurso del presidente Iván Duque, según quedó establecido en el Estatuto de Oposición.

(Lea: Oposición respondió al discurso del presidente Duque)

“Es que nos toca, por obligación, que ellos hablen después del presidente. Y entonces, si le pido a la comisión que acompañe al presidente y los saco de aquí [a los integrantes de la misma] (…) eso no lo saben. Esa es mi última jugadita de presidente”, dijo el legislador uribista, refiriéndose a la célula legislativa que se encarga de acompañar al primer mandatario, de regreso, hacia la Casa de Nariño, atravesando la Plaza de Armas que divide al Capitolio del Poder Ejecutivo.

Con esta movida, Macías produjo un enorme bullicio e impidió que el Congreso en pleno escuchara el discurso del senador opositor Jorge Robledo, del Polo Democrático. Tan evidente fue la mala fe de Macías que Robledo le pidió garantías y respeto a las reglas de la democracia. Ante ello, el presidente del Congreso lo instó a que tomara el micrófono y no perdiera más tiempo, ya que el reloj había empezado a correr y su tiempo de intervención era solo de 20 minutos.

En principio, la situación pasó de “agache”. Pero, en las redes sociales, que nada lo perdonan, quedó registrada la “jugadita” del senador del partido uribista. No es la primera vez que Macías se vuelve el centro de la polémica. Ocurrió durante el debate de la votación a las objeciones, cuando también dejó el micrófono abierto y se le escuchó una grosería. “Jueputa, mira esa votación”, dijo haciendo referencia a la contundentes números de la oposición para negar los reparos presidenciales.

También fue muy criticado cuando en la intervención de Jennifer Pedraza, líder estudiantil, intervino a nombre de los estudiantes en paro, Macías la interrumpió con una fuerte frase: “niña, niña, tiene cinco minutos y termina”, y seguidamente le cerró el micrófono. Las reacciones no se hicieron esperar. El exministro del Interior, Juan Fernando Cristo, afirmó que "lo que mal empieza, mal termina" calificando de "torpe" la actuación del saliente presidente de la corporación. 

872035

2019-07-20T21:48:03-05:00

article

2019-07-20T21:50:05-05:00

sarboleda_1274

none

-Redacción Política

Política

La “última jugadita” de Ernesto Macías como presidente del Congreso: sabotear a la oposición

99

3364

3463