Las razones por las que la Misión Carismática cambió a Uribe por Vargas Lleras

Claudia Rodríguez de Castellanos afirmó que espera sacar al menos 100 mil votos en las próximas elecciones. Dijo también que “siempre he estado en la línea de lo que piensa Germán Vargas”.

Claudia Rodríguez de Castellanos.Tomada de organizacioncrc.com

Una de las alianzas que dejó la conformación de listas para el Congreso fue la de Cambio Radical con la Misión Carismática Internacional, que hasta hace menos de un mes estaba con el Centro Democrático. Cuando se dio a conocer la decisión, Claudia Rodríguez de Castellanos publicó un comunicado en el que explicaba que “hemos decidido seguir construyendo nación desde el partido Cambio Radical. Nos identificamos con sus postulados y la visión de país que tienen proyectada para el nuevo Gobierno”.

La decisión significó un golpe al uribismo, pues la Misión Carismática Internacional es una de las organizaciones cristianas con mayor fuerza y presencia electoral en el país. Este viernes, Rodríguez, en entrevista con Blu Radio, explicó los motivos de este mediático divorcio asegurando que en el Centro Democrático “no había cama para tantos. Todos los senadores querían repetir y el expresidente se demoró en tomar la decisión de si la lista era abierta o cerrada”.

(Lea aquí: Votos cristianos que eran de Uribe ahora son de Germán Vargas Lleras).

Explicó que, para las elecciones de 2018, la Misión Carismática quiere ampliar su presencia en departamentos como Santander, Antioquia, Huila y Cundinamarca y en Bogotá. Pero que se dieron cuenta que “no permitían que nuestros líderes en esas regiones desarrollaran su trabajo. Lo que pasa es que el expresidente Uribe empoderó a los senadores que están en ejercicio. Cuando llegó nuestra gente, ellos ya tenían sus organizaciones políticas y notamos que era muy difícil que pudiera desarrollarse en esas regiones”.

También dijo que otro motivo de peso para su decisión fue que no se incluyera a Óscar Iván Zuluaga como candidato, de quien dijo que “es un candidato muy preparado, con una trayectoria política impecable. Hemos estado evaluando que el candidato presidencial va a pesar mucho. En parte, esa decisión también pesó para dar un paso al lado. Se debe modificar el acuerdo de paz y lo que hemos sentido es que no debe haber más polarización”.

(También: Álvaro Uribe pierde un aliado clave: la Misión Carismática Internacional).

En cuanto a la decisión de irse con Vargas Lleras, quien estuvo siete años en el Gobierno de Santos, dijo que “siempre he estado en la línea de lo que piensa Germán Vargas. Pienso que esa polarización ya no se debe ver en la nación”. Afirmó que en los próximos comicios espera sacar “100 mil votos” y que piensa que “es muy positivo que muchos líderes cristianos estén en diferentes movimientos”.