“Las víctimas también deben tener representación política”: Guillermo Rivera

El ministro de Interior aseguró que el Gobierno iniciará un “debate jurisdiccional” para que, a pesar de que el Congreso hundió las 16 circunscripciones de paz, las víctimas puedan tener acceso a una curul.

Guillermo Rivera, ministro de Interior.Mauricio Alvarado

Guillermo Rivera, ministro de Interior, anunció este jueves que, a pesar de que las circunscripciones especiales de paz se hundieron en el Congreso, el Gobierno buscará otros mecanismos para conseguir que las víctimas sí tengan representación política en el Senado y en la Cámara de Representantes. Para esto, explicó, acudirán a “un debate jurisdiccional” que permita la creación de las 16 circunscripciones.

Rivera aseguró, en entrevista con Blu Radio, que “respetamos la decisión del presidente del Senado, pero es importante que los colombianos sepan que estamos en un Estado democrático y las decisiones de carácter legislativo son susceptibles de un control jurisdiccional. Vamos a interponer las acciones que estén a nuestro alcance”.

(Lea aquí: Las víctimas se quedaron sin curules en el Congreso).

Sobre las declaraciones del presidente del Senado, el conservador Efraín Cepeda, de que el Gobierno, representado por Rivera, no había actuado como debía, pues debió apelar la votación cuando pasó, el mininterior explicó que esa no era una opción para él, por no ser congresista. Además, desmintió que él hubiera presentado un derecho de petición -como lo dijo Cepeda-, sino que lo que hizo fue solicitar que se remitiera el proyecto. El derecho de petición, aseguró, estuvo a cargo del senador de La U, Roy Barreras.

Rivera fue insistente también en que el Gobierno están seguros de que “las víctimas también deben tener representación política, un asunto fundamental para la paz en Colombia”. En cuanto a las acciones concretas, explicó que radicarán una petición de cumplimiento ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, con la esperanza de que, antes de que acabe el año y de que los jueces entren en vacancia, haya una decisión en primera instancia que, de ser el caso, pueda ser impugnada ante una autoridad superior.

Por último, afirmó que no era viable la opción de que las víctimas sean incluidas en las listas al Congreso de distintos partidos, como una forma de “subsanar” que las circunscripciones de paz no fueran aprobadas. Esto, porque las víctimas que aspiren a una curul tendrían que enfrentarse con la maquinaria de políticos tradicionales y porque “estas 16 circunscripciones estaban pensadas para zonas muy específicas del territorio colombiano, que claramente se verán también sin representación”.